Comidas sencillas y saludables para llevar a la oficina

Comidas sencillas y saludables para llevar a la oficina

Cuando no podemos almorzar en casa, consumir comidas sencillas y saludables es la mejor alternativa.


Hay quienes comen en cafeterías y restaurantes cercanos, pero esta opción no está al alcance de todos los bolsillos.

Otras personas se llevan cualquier cosa, platos precocinados o comida rápida que repercuten a la larga en su salud. Lo más recomendable es consumir comida hecha en casa.

Un almuerzo saludable, es decir, que nos ayude a preservar la salud, debe contener alimentos con alto valor nutricional.

Un almuerzo saludable, es decir, que nos ayude a preservar la salud, debe contener alimentos con alto valor nutricional

Planear los menús con anticipación, es lo primero que tenemos que hacer.

En el almuerzo la clave está en lograr un aporte de proteína, un aporte de carbohidrato y un aporte de grasa.

Para ello debemos considerar siempre la inclusión de alimentos de los diferentes grupos.

Cereales, raíces y tubérculos, como el arroz, las pastas, plátano, maíz, avena, papa no pueden faltar. Tampoco las proteínas que se obtienen de las carnes, de res, pollo o pescados, y verduras y hortalizas.

Debemos evitar cometer errores

Uno de los errores es comer demasiado y sucede cuando la persona no desayuna bien. No podemos olvidar que el desayuno es la principal comida.

Hay que tener claro que los carbohidratos los necesita el cerebro para trabajar.

Al consumir la proteína de la carne o el pollo debemos mezclarla con verduras o arroz integral para obtener fibra.

Al consumir la proteína de la carne o el pollo debemos mezclarla con verduras o arroz integral para obtener fibra

También debemos de tener cuidado con cometer errores al empacar o conservar los alimentos.

Incluso, las mezclas que hagas en tus menús pueden llevar a fermentar la comida y de paso afectar su digestión.

VER MÁS: Beneficios de los jugos verdes para tu salud

Recetas de comidas sencillas y saludables

Existen algunos platos rápidos de preparar, fáciles de llevar y prácticos para comer.  Ya no tienes excusa para quejarte de la comida en el trabajo.

Aquí te damos varios menús con comidas sencillas y saludables para preparar una cada día.

De esta forma podrás combinar los platos  y variar el menú semanal que llevas a la oficina.

Menú N° 1

Puré de verduras hecho con papa, zanahoria, puerros, acelgas y verduras. Se come frío.

Puré de verduras hecho con papa, zanahoria, puerros, acelgas y verduras. Se come frío

Agrega una rodaja de pavo pechuga a la plancha.

Un yogur desnatado o un par de tajadas de piña resultarán muy bien  y le darán el toque de azúcar.

Menú N°2

Otro menú es a base de ensalada de lentejas con picado de tomate, pimentón, cebolla y un poco de perejil.

Agregue un enlatado de almejas y para finalizar, como postre, algunas fresas o kiwi.

Menú N°3

La tercera opción es un plato de melón con jamón, cortados en cuadros para comer con palillos.

Agrega una ensalada de langostinos u otra proteína con vinagreta de tomate, cebolla y pimentón.

Ensalada de langostinos

El postre puede ser un yogur de chocolate o una natilla.

Menú N°4

Ensalada a base de lechuga, maíz, pollo cocido, salsa de yogur y mostaza.

Otra buena opción puede ser la ensalada de atún, palmitos de cangrejo, tomate, queso, aliñada con aceite de oliva, sal y vinagre.

Crea nuevas recetas originales según tus gustos

También puedes crear recetas originales según tus gustos para que disfrutes de comidas sencillas y saludables.

Recuerda que debes mezclar los grupos de alimentos. Puedes optar por incluir carne desmechada, papas cocidas al vapor, zanahorias al limón, fríjoles sudados o arroz con perejil.

Prueba combinar tomate con aceite de oliva, atún en agua, pastas en salsa de tomate o ensalada de verduras cocidas.

Entre las opciones de proteicos encontrará los cereales, raíces, tubérculos, verduras y hortalizas.

Seis recetas de comidas sencillas y saludables

Aquí  te enseñamos cómo hacer siete comidas sencillas y saludables para llevar a la oficina.

Pollo al curry

Pollo al curry

Es muy sencillo de hacer, sólo necesitas una pechuga de pollo en filetes, nata líquida y curry al gusto.

Coloca todos los ingredientes en el sartén durante solo 5 minutos y ya está listo.

Puedes acompañarlo con arroz blanco. 

Ensalada de legumbres

Mezcla lechuga, tomate, frijoles blancos, cebolla y aguacate.

Con el aliño correspondiente ya tienes un plato preparado. 

Pastel de papa

pastel de papa

Lo puedes comer frío o caliente, como te guste más.

Tan sólo necesitas hacer un puré de papa y añadirle atún, mayonesa y huevo cocido.

Unas aceitunas verdes o negras como adorno.

Arroz con salchichas

Este es un plato clásico que no por eso deja de ser rico.

Si quieres mejorarlo añádele un toque dulce, como por ejemplo unas pasas.

Crema de zanahoria

Crema de zanahoria

Elige una crema de calabacín, zanahoria o champiñones y añádele un toque personal con pollo, ternera, etc.

Esta cremita ligera te dará la suficiente energía para continuar tu jornada de trabajo.

Ensalada de arroz

Este plato que se puede comer tanto frío como caliente.

Puedes añadirle verduras, jamón, o pollo.

Añádele una salsa caliente si no te apetece comer el plato frío. No dejes a un lado los jugos.

Jugo de guayaba

Jugo de guayaba

Solo necesitas 6 guayabas maduras, peladas y cortadas en 4, 4 tazas de agua y 4 cucharadas de azúcar.

En la licuadora coloca las guayabas, el agua. Cuela, agrega el azúcar y revuelve hasta que se haya disuelto.

Jugo de melón

Para preparar el jugo d melón necesitarás: 2 tazas de melón maduro, pelado y sin semilla, cortado en trozos, 4 cucharadas de azúcar y 4 hojitas de menta.

Licúa todos los ingredientes hasta que se disuelvan y formen una mezcla consistente.

Jugo de papaya

Jugo de papaya

2 tazas de papaya madura, pelada y sin semilla, cortada en trozos, 4 tazas de agua, 4 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de jugo de limón fresco.

Licúa todos los ingredientes hasta que se disuelvan y formen una mezcla consistente.

Jugo de piña

2 tazas de piña madura, pelada, sin corazón y cortada en trozos, 4 tazas de agua, 4 cucharadas de azúcar.

Licúa bien la piña con el agua y el azúcar y tendrás un jugo delicioso.

Jugo de tamarindo

Jugo de tamarindo

1 taza de pulpa de tamarindo, 1/2 taza de azúcar, 5 tazas de agua.

Licúa bien la pulpa de tamarindo con el agua y el azúcar para obtener el jugo deseado.

Una alimentación saludable no solo es consumir alimentos catalogados como sanos. Es aprender a identificar la combinación adecuada de estos. Actualmente hay mucha variedad de comidas sencillas y saludables.

El principal objetivo de la alimentación es dotar al organismo de los nutrientes que necesita. Si queremos ejercer bien nuestras funciones, es indispensables que gocemos de una excelente salud.

Comments

comments

Más de Rosanna Ferrandina

Una piel suave, tersa y joven es una piel bien cuidada

Potencia tu atractivo al máximo con una piel bien cuidada para que...
Leer más