Trucos para picar cebollas y no llorar en el intento

Cómo picar cebollas jugo de la cebolla

El cortar la cebolla siempre es una tarea incómoda a la hora de cocinar, pero con estos trucos podrás hacerlo sin llorar


Las variedades de la cebolla

Al picar una cebolla la culpable que los ojos se irriten y comiencen a llorar es una enzima conocida como “factor lacrimal sintasa”. Esta desencadena una serie de reacciones químicas generándose una sustancia volátil llamada Sin-Propantial-S-óxido rica en azufre. Al estar en contacto con los ojos produce la irritación y el lagrimeo.

Toma notas de estos consejos para que puedas picar cebollas sin el molesto lagrimeo:

La ubicación: Lo primero es estar bien ubicada, procura cortar la cebolla donde no hay corriente de aire para que las partículas no comiencen a volar. En cuanto a la tabla de picar colócala un poco alejada de tu cara y extiende los brazos para picar.

Temperatura: Lo ideal es cortarla cuando esté bien fría. Para ello puedes meter la cebolla en el congelador media hora antes de cortarla.

Humedad: El remojar la cebolla en agua sin piel también te ayudará a no padecer mientras la cortas. Si mojas la hoja del cuchillo puede ser un truco rápido que causa el mismo efecto. Puedes también colocarla bajo el chorro de agua, para suavizar su efecto.

Cuchillo: El cuchillo afilado ayudará ya que los cortes serán más limpios y se romperán menos células del interior de la cebolla.

Protección: Por otra parte puedes colocarte lentes que ayuden a proteger tus ojos y aliviar un poco la incomodidad al picar cebollas.

La cebolla es una producto que va muy bien con cualquier sofrito, aliño o platillo por lo que las lagrimas no deben detenerte para disfrutar de su gran sabor.

Trucos culinarios que salvarán tu vida 

Imagen: iStock

Comments

comments

Más de Carina Angulo