Secreto para un frosting perfecto

A todas nos encantan los cupcakes y siguen estando de moda para compartir en fiestas y eventos, pero hacer ponquecitos tiene su ciencia. La cosa no es solo batir, hornear y decorar… Es decir, sí puede ser eso y ya, pero para que sean muy provocativos y deliciosos tienen que tener un buen frosting.


El secreto para un frosting perfecto

Aunque no lo creas, el truco va más allá de la receta del frosting. Anaísa López de Anna’s Pastelería explica el uso de la manga: “Coloquen la manga de forma vertical sobre el cupcake y presionándola comiencen por hacer una forma de espiral hacia arriba empezando por los bordes externos del cupcake y luego dirigiéndose hacia el centro. Yo normalmente hago 2 vueltas y suelto para que quede un espiral como de 3 niveles, pero pueden ir tan alto como quieran”.

boquillas 2

Foto: Mercado Libre

Las boquillas son otro punto importante. Deben ser de buena calidad, para que duren y no se oxiden. Asegúrate de que sean de acero inoxidable. Las imprescindibles son la de forma de estrella grande y la redonda lisa en tamaño mediano, pero hay infinidad de modelos.

La temperatura es fundamental. Una vez que tengas listo el frosting, mételo en la nevera durante unos minutos para que agarre mejor consistencia.

Imagen: Anna’s Pastelería

Imagen del home: recipegreat.com

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme