Cómo hacer el perfecto adobo casero

adobo casero
Different spices in spoons on white background. Top view.

Existen varias técnicas antiguas para conservar alimentos que todavía utilizamos hoy. Además del frío y la sal, una de ellas se basa en los condimentos. Estos no solo modificaban el sabor, también podían ser secos, en pasta o una salsa ligera. Hoy te contamos cómo hacer el perfecto adobo casero.


Originario de España, el adobo es ideal para macerar carnes rojas, blancas, pescados y mariscos; ya sea que estos sean preparados en guisos o a la brasa. Sin embargo, otra posibilidad es al hacer encurtidos. De este modo, los vegetales y hortalizas quedan incluidos.

Cómo hacer el perfecto adobo casero

Lo más divertido –y saludable– es que puedes emplear tu propia mezcla de hierbas aromáticas secas como base; y luego agregarle ingredientes tradicionales como ajo, pimienta y esencias.

Criollo

  • En un mortero, echa algunas hojas de laurel, orégano y perejil. Suma una cucharada de pimienta negra en granos, sal y comino.
  • Después de haber triturado todo hasta que quede un polvillo fino, incorpora un par de dientes de ajo, un ají dulce y algo de pimentón.
  • La idea es que la humedad de estos hidrate suficientemente la mezcla. Ahora, si la quieres más untuosa, puedes verter tres cucharadas de aceite vegetal.

Un toque picante

Hay decenas de recetas de adobo casero; pero una especial es el que se condimenta con chiles rojos o verdes.

  • Para la base necesitarás: comino, semillas de cilantro y de orégano. Además de sal y pimienta, añade ajo en polvo y pimienta de Cayena. Por último un par de ajíes picantes y tres cucharadas de vinagre blanco.
  • Remueve a mano o directo en el procesador hasta que se unifique.

Tips Eme

Los frascos de vidrio pequeños, tipo mason jars, son los mejores para guardar cualquier adobo casero. Consérvalo en un sitio fresco o en la nevera.

Imágenes: Archivo Eme

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya