El crunch de los frutos secos

Los frutos secos son naturales y gustosos. Existen dos tipos, los que tienen cáscara dura y los que provienen de frutas deshidratadas. Además de sus propiedades saludables, los frutos secos son uno de los ingredientes más usados en la gastronomía y aquí te contamos cuáles son los cinco más populares:


– Nueces: provienen de Oriente Medio y han sido cultivadas por siglos. Se le llama “super alimento” por su alto contenido de Omega 3 y ácidos grasos que mejoran el colesterol, ayudan a controlar el peso y fortifican los huesos. Como frutos secos se consumen solas, mezladas con cereales y yogurt, en ensaladas, salsas y en una gran cantidad de postres como tortas, tartaletas y hasta como topping de helados.

– Avellanas: pequeñas y redondeadas, las avellanas son muy nutritivas, ya que son fuentes de proteínas y minerales. Estos frutos secos se procesan para obtener diferentes aceites comestibles y pastas para variadas recetas. Las avellanas junto con el chocolate forman uno de los rellenos más famosos de la repostería, especialmente las cremas para barquillas, sorbetes y postres fríos.

– Almendras: son uno de los frutos secos más populares en el mundo. Crujientes y alargadas, se pueden consumir al natural o tostadas en diversos platos dulces y salados. En pasta, como mantequilla, troceadas en aderezos y salsas, fileteadas en tortas, dulces de frutas y turrones, las almendras son versátiles y gustosas. Ricas en vitaminas E, B5 y B6, estos frutos secos tienen propiedades dermatológicas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

– Pistachos: frutos del árbol Pistacia, son originarios de Grecia, Siria e Irán. Los pistachos tienen alta concentración de calcio, hierro y magnesio, ideales para snacks nutritivos y saludables. Estos frutos secos se comen crudos o tostados y se usan con frecuencia en ensaladas –para ese efecto crunchy–, en rellenos de asados de carnes y pavo y en helados, uno de los sabores más populares en el mundo.

– Higos, dátiles y pasas: más que frutos secos son frutas disecadas, plenas de sabor y textura. Dulces y aromáticos, los higos y dátiles son procesados en mermeladas y confituras; también se sirven como acompañantes de jamones curados en bandejas de charcutería. Ingredientes de muffins y tortas, estos frutos se usan hasta en licores.

Imagen: nutrify.es

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya