Aceitunas, un aperitivo ideal

Oliva en latín, zaytuna en árabe, aceitunas en español. Estas frutas de antiquísimo cultivo provienen del árbol del olivo y han sido parte de la gastronomía desde siglos A.C.


Relacionada: Todo sobre el aceite de oliva

Además de ser la materia prima del aceite de oliva, las aceitunas se consumen enteras, molidas en forma de pasta, rellenas o maceradas en una diversidad de platos que van desde las ensaladas y estofados de carne, hasta la pizza y la hallaca venezolana.

Entre las variedades más populares de aceitunas se encuentran:

  • Verdes. La zona de producción se concentra en España y muchas tienen Denominación de Origen (D.O.C). De intenso color verde, estas aceitunas tienen sabores picantes, frutales, con toques de hierbas y otras son algo amargas.
  • Kalamata. Son griegas y se caracterizan por su intenso sabor salado, ya que son curadas a base de salmuera. El queso de cabra, los tomates y mariscos son algunos de los ingredientes con los que mejor combinan.
  • Rellenas. Las anchoas y los pimientos –serranos, morrones o pimentones dulces– son los rellenos más usados para las aceitunas. Son excelentes para servir como aperitivos, dado su color y sabor. También se usan en brusquetas y tapas.
  • Negras. El color solo significa que las aceitunas completaron el proceso de maduración. Tienen un sabor profundo y son ingrediente común de ensaladas frescas y arroces. También se procesan en forma de pasta para untar, algo típico de la cocina francesa.

Las aceitunas son bocados gustosos y nutritivos. Como aperitivo, para el almuerzo o cena, es ideal acompañarlas con una copa de vino y una bandeja de quesos.

Relacionada: Los beneficios del vino para la salud

Imagen: ve.all.biz

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya