La posición como duermen puede afectar a tu relación de pareja

Top view of beautiful happy young couple hugging while sleeping on bed

Una relación de pareja implica compartir muchas cosas, lo que a veces convierte la convivencia en una tarea que no siempre es fácil. Entre estos elementos compartidos, la habitación y la cama es quizás uno de los lugares más íntimos, por lo que cómo nos comportamos en ella repercute directamente en la estabilidad de una pareja.


Un sondeo elaborado por la plataforma estadounidense Mattress Advisor consultó a 1000 personas sobre sus relaciones y cómo les gustaba dormir junto a su pareja por la noche, para luego vincularlo a la calidad del sueño, la vida sexual y la satisfacción con la relación amorosa.

Te puede interesar: 6 beneficios de dormir en pareja

¿Cómo afecta tu posición al dormir a tu relación de pareja?

Cómo afecta tu posición al dormir a tu relación de pareja

Según los resultados la posición preferida, tanto por hombres y mujeres, es dormir de costado mirando cada uno para su lado. En tanto para las mujeres su segunda preferencia fue dormir en “cucharita” con el hombre abrazándolas por detrás.

En cuanto a las formas más odiadas, las féminas contestaron que dormir en “cucharita”, siendo ellas las que abrazaban a sus parejas, estaba en el primer puesto, en tanto la posición más incómoda para los hombres es cuando ella pasa la noche apoyando su cabeza sobre su pecho y la segunda fue el dormir en abrazando a su pareja por detrás.

Entre otros resultados, la indagación reveló que “las parejas cambian de posición durante la noche un 76,5% del tiempo” y que ha medida que la relación es más larga “las parejas tienden a optar por mayor separación mientras duermen”.

El buen sueño y las relaciones. Sobre el vínculo de dormir bien y las relaciones amorosas, un 95% de los encuestados que aseguró que pasaban una buena noche de sueño, coincidentemente se sentían satisfechos con su romance actual.

Por otro lado, los encuestados que presentaron una vida sexual más activa respondieron que su postura más frecuente para dormir era los dos abrazados mirándose frente a frente, seguida por la “cucharita” con él abrazándola por detrás.

Finalmente el estudio elaboró un listado de las cinco razones por las cuales una pareja prefiere dormir separada. En primer lugar están los ronquidos, luego está las diferencias de horarios por el trabajo, que alguno de los dos esté enfermo, en cuarto lugar haber tenido una pelea y finalmente el considerar que el espacio no es suficiente.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme