La ruta del beso 

Si el estrés y el día a día reducen cada vez más el tiempo de intimidad sexual, el beso es fantástico para activar el deseo, la conexión intima y las fantasías.


Preguntas para evaluar la vida sexual

Al ser socialmente aprobado, a veces se le resta importancia y en muchos casos es el preludio  del coito, pero visto como un trámite, como parte del ABC de la rutina sexual y no como una herramienta muy potente a nivel erótico, sexual y claro está, afectiva. Dependiendo de la intención que se le imprima al besar, puede demostrar muchas cosas a la vez.

El beso es una oportunidad maravillosa de expresarle a la otra persona lo mucho que te gusta, que le amas y lo bien que te hace sentir.

¿ Te besas lo “suficiente” con tu pareja?

Propongo la tarea que ambos se besen, no como un acto adolescente sino como un ejercicio para despertar fantasías y calentar hasta los lóbulos de las orejas. Sugiero realizar un  recorrido por la piel del otro con los labios, llevando la estimulación más allá de los genitales, realizando una ruta de besos que sea nueva. No temas explorar áreas desconocidas, disfruta de lugares que anteriormente tu boca no ha llegado… o tiene tiempo que no visita. Estimula la piel con besos cortos, continuos y detente en zonas especialmente sensibles con besos largos, donde la lengua, los dientes y los labios sean protagonistas.

Si luego no se resisten ante tanta sensualidad… ¿Por qué no?  Terminen en el coito. Es decisión de ambos.

El hecho de besar bien tiene que ver con la conexión con la pareja, con la comunicación verbal y no verbal. La calidad de los besos siempre pueden mejorar, solo hace falta practicar, será un ejercicio para quemar calorías, para divertirte y para disfrutar. Si tienes ideas especificas sobre cómo te gustaría que te besaran o sobre cómo hacerlo a tu pareja, no pierdas tiempo y proponlo abiertamente. Si quieres introducir elementos diferentes para hacer de los besos una sensación distinta, no dudes en hacerlo. Besos húmedos con bebidas estimulantes, besos fríos  apoyándote de un hielo, besos intensos con sabores diferentes (porque con la comida, también se juega), en fin… que tu creatividad erótica no se detenga.

Kit erótico que no debe faltar en tu habitación

Los labios tienen infinidad de  terminaciones nerviosas, lo que hace que sea una parte muy sensible tu cuerpo y capaz de estimular otras zonas erógenas en tu pareja. No dudes entonces en usarlos.

Cuéntame cómo fue @MichelaGuarente

Imagen: Archivo Eme

Comments

comments

Más de Michela Guarente

Mi pareja me acosa ¡Reconoce las señales de violencia!

En el Día Internacional para su eliminación
Leer más