Las fases de la luna influyen en el comportamiento de tu mascota

fases de la luna
MINOLTA DIGITAL CAMERA

Las fases de la luna han sido objeto de mitos, creencias y muchos estudios, pero muchas de estas historias están relacionadas con los animales, aquí te contamos un poco acerca la influencia que podría tener este satélite en el comportamiento, entre otras actitudes de tu mascota


Ver más: ¿Por qué tu mascota no está comiendo?

Las fases de la luna influyen en el comportamiento de tu mascota

fases de la luna

Luna Nueva

Aprovecha esta fase para iniciar una nueva relación con tu mascota, sal a nuevos lugares con él, descubre que juegos o sonidos le gustan, será divertido. También será sano que lo hidrates bien durante esta fase, dale bastante líquido.

Si no tienes mascotas es una buena oportunidad para adoptar.

Cuarto Creciente

Es el tiempo ideal para sus cuidados de belleza, nutrición o aseo: córtale las uñas, báñala, cepíllale el pelo, lávale los dientes. Y si la luna pasa por Virgo aprovecha para darle vitaminas adicionales.

Cuarto Menguante

Este será el momento adecuado para llevar a tu animalito a visitar el veterinario, para vacunas y desparasitarlo o un chequeo anual.

Luna Llena

En esta fase debes prestar más atención a tu mascota de la acostumbrada, ya que puede sentirse sensible, todos los animales captan la intensidad lunar.

Algunos científicos constataron que los animales domésticos tienden a lastimarse más durante las noches de Luna llena, pues al parecer durante esta fase los cambios en la luminosidad nocturna y leves modificaciones en la gravedad de nuestro planeta, son factores imperceptibles para los humanos, pero no para los sensibles sentidos de los animales, y su comportamiento es más susceptible y torpe.

En Luna llena se constatan un 23% más de heridas en gatos y un 28% en perros que el resto de las noches. Dales mucho cariño, sácalos a pasear con especial cuidado, aún más si la luna transita por Piscis o Cáncer.

Si tienes pájaros, roedores o peces es el tiempo propio para que limpies su hogar y les cambies el agua, ya sean jaulas o peceras.

Imagen: archivo Eme

Comments

comments

Más de Yesibel Aladejo