¿Qué debe tener el botiquín de primeros auxilios?

¿Qué debe tener el botiquín de primeros auxilios?

Durante el día estamos llenos de imprevistos, por ello, ante cualquier emergencia siempre es bueno tener un botiquín de primeros auxilios a la mano.


Ya sea en el trabajo, la oficina o, incluso, nuestro propio hogar, pueden surgir ciertos acontecimientos donde necesitaremos atender a personas afectadas o a nosotros mismos.

Un botiquín de primeros auxilios es una manera de garantizar la salud y seguridad de nuestros allegados, pues demuestra que se está preparado para ayudar y responder a cualquier tipo de accidente.

Un botiquín de primeros auxilios es una manera de garantizar la salud y seguridad de nuestros allegados

Debemos tener en cuenta que existen muchos medicamentos que podemos agregar a nuestro kit. Todo dependerá de las necesidades que se tengan para cada situación. Lo bueno es que el botiquín de primeros auxilios puede adaptarse sin problemas; ya sea para un fin de semana con la naturaleza, como para un cotidiano día de trabajo.

Materiales para el botiquín de primeros auxilios

Los productos básicos que necesita el botiquín de primeros auxilios los puedes conseguir fácilmente en las farmacias.

  1. Suero fisiológico: Sirve para limpiar las heridas.
  2. Gasas esterilizadas: Lo recomendable es que sean de varios tamaños. Nos ayudan a cubrir y resguardar las heridas.
  3. Solución antiséptica para heridas: Nos referimos al alcohol con yodo para limpiar y desinfectar las lesiones.
  4. Vendas y cinta adhesiva quirúrgica: Sirven para inmovilizan alguna parte del cuerpo. También para sujetar comprensas en el lugar de la herida.
  5. Paquete de algodón: Ayudan a aplicar productos sobre la herida.
  6. Guantes desechables: Lo preferible es que sean sin látex. Nos ayudan a mantener la higiene y a protegernos del contacto directo.
  7. Tijera: Lo recomendable es que sea sin punta para que no ocasione ningún daño durante su uso. Esta nos ayuda a corta las gasas, la cinta adhesiva, entre otros.
  8. Curitas: Sirven para cubrir pequeñas heridas o cortes.
  9. Termómetro: Este instrumento nos permite medir la temperatura del cuerpo.
  10. Pomada: En caso de quemaduras estas hidratan la piel y alivian el ardor de la herida.
  11. Ibuprofeno o cetrizina: Estos medicamentos sirven para distintos tipos de síntomas y problemas generales.

Asimismo, en el caso de practicar algún deporte, como correr, puedes agregar a tu botiquín un protector solar y un spray contra la inflamación para así minimizar la inflamación por las lesiones musculares.en el caso de practicar algún deporte, como correr, puedes agregar a tu botiquín un protector solar

A su vez, si te vas de viaje o vacaciones puedes añadir un pote extra de todos los medicamentos a utilizar para que así no tengas que interrumpir tus momentos porque algo te falta. También te recomendamos agregar algún remedio para la diarrea, los mareos o problemas estomacales.

VER MÁS: Cómo curarle una herida a tu perro

¿Cuál recipiente es el adecuado?

No hay un recipiente bueno y otro malo, solo algunos más funcionales que otros.

Lo primero que deberíamos buscar en un botiquín de primeros auxilios es que sea grande y tenga mucho espacio, pero a la vez fácil de transportar. Es fundamental que quepan todos los medicamentos que necesites en el kit, pues si dejas algunos en otra maleta puedes correr el riesgo de olvidarlos.

Lo recomendable es que sea un material fuerte y duradero, que pueda resistir a cualquier situación. Así podrás asegurarte de proteger los medicamentos.

Lo recomendable es que sea un material fuerte y duradero, que pueda resistir a cualquier situación

Otra recomendación es que el botiquín sea transparente y tenga múltiples compartimientos para que tengas visibilidad de los instrumentos y puedas ubicarlos más fácilmente a la hora de necesitarlos.

Asimismo, te recomendamos identificar el kit con una cruz roja o con el escrito: “Botiquín de primeros auxilios”. Así será fácil reconocer el recipiente a la hora de una emergencia.

Previsiones a tomar

Se recomienda que mientras se llena el kit de medicamentos se vaya creando una lista donde se especifique la cantidad y fecha de vencimiento de cada producto.

Asimismo, ten la lista a la mano para que cada vez que se agote un medicamento lo taches y sepas lo que debes reponer.

Otra opción es que puedes crear espacios específicos para cada tipo de medicamento.

Asegúrate también de cerrarlos muy bien luego de usarlos para evitar que se derramen o desordenen dentro del botiquín.

También te recomendamos tener formularios médicos en caso de no saber el uso de cada uno de los medicamentos.

También te recomendamos tener formularios médicos en caso de no saber el uso de cada uno de los medicamentos

Los instructivos de primeros auxilios también son de gran ayuda. Lo ideal es que tengan imágenes o dibujos de los procedimientos a realizar en cada situación.

Un curso de primeros auxilios también es de gran ayuda para este tipo de situaciones. Considera tomar uno para que sepas qué hacer con mayor soltura.

Es bueno que los niños también tengan conocimiento en este aspecto, por lo que te recomendamos también inscribirlos a ellos.

Asimismo, puedes tener anotado los números de teléfono de emergencia y los servicios de ayuda de la zona en la que estés.

Con estos consejos podrás crear tu propio botiquín de primeros auxilios y mantener a tu familia segura y preparada para cualquier acontecimiento.

Comments

comments

Más de Rosanna Ferrandina

Gana músculo con el TRX

El TRX es una actividad física que actualmente realizan muchas personas a...
Leer más