Cómo eliminar la grasa de la campana de la cocina

Closeup of female hands in gloves cleaning the extractor hood

La campana de la cocina es uno de los lugares que más se ensucia cuando se prepara una comida. Pero también es el que menos atención se le presta, lo cual dificulta mucho más su limpieza.


Por más cuidado que prestes al cocinar, siempre la campana se ensuciará con grasa sobre todo las rejillas. Lo cual es muy complicado de limpiar porque la suciedad se pega en los conductores  extractores.

Te puede interesar: ¡Destapa los quemadores de la cocina en un 2 x 3!

Si quieres dejarla impoluta te compartimos el paso a paso para eliminar toda la suciedad para siempre.

Pasos para eliminar la grasa de la campana de la cocina

Cómo eliminar la grasa de la campana de la cocina

Lo primero que tenemos que hacer es llenar una olla con 2 litros de agua y el zumo de 3 limones. Llevamos la olla al fuego y dejamos que hierva por 15 o 20 minutos, debemos estar pendientes que el agua no se evapore. Este paso permitirá que la grasa se despegue en las rejillas gracias al vapor que sube.

Cuando pase el tiempo desconectamos la campana extractora y dejamos enfriar.

Con ayuda de un papel de cocina empezamos a retirar la grasa sobrante. También quitaremos todas las piezas desmontables para que sea más sencillo la limpieza.

Luego tomaremos un paño humedecido con agua y amoniaco, debemos tener cuidado de no respirar esta mezcla, y lo pasamos por las zonas interiores. También puedes mojar un cepillo para hacerlo más rápido.

Al momento de limpiar el filtro tenemos que saber de qué material está fabricado. Por ejemplo, si es de fieltro se puede lavar a mano y dejarlo secar al aire libre, si es de carbón o papel debemos cambiarlo y si es de metal se utiliza detergente biodegradable y agua caliente.

Una vez limpia todas las piezas, las dejamos secar muy bien. Después vamos montando las partes ¡y listo!

Consejos

  • Para evitar que se llene de grasa con frecuencia, debemos pasar un paño húmedo justo después de utilizarla.
  • Se debe limpiar, por lo menos, una vez al mes.
  • Si el filtro es desmontable se debe limpiar cada 3 meses, en cambio los de metal se lavan con lavaplatos.
  • Los filtros de carbón se tienen que cambiar anualmente
  • Para limpiar la parte exterior de la campana de la cocina se debe hacer con un paño suave humedecido con lavaplatos.
  • Debemos secar la campana con un paño de algodón, una tolla de papel o de microfibra. Estas no dejarán ninguna marca y no dañará la superficie.
  • Si se desea otorgar brillo a la campa se puede utilizar aceites protectores o brillo del acero inoxidable.

Imagen: Archivo Eme

Comments

comments