5 pasos para cuidar el jardín durante la época de lluvias

Todavía restan unas cuantas semanas en las que se esperan desde chubascos vespertinos hasta aguaceros torrenciales por las tardes.


Cómo hacer un popurrí casero

La naturaleza es indomable, y aunque nos encanta la paz que reina después de unas horas de lluvia, es importante tomar algunas precauciones en la casa, en especial en las zonas descubiertas como el jardín o la terraza. Con el agua y los cambios bruscos de temperatura las plantas y arbustos pueden resentirse, algo que es ideal para la aparición de plagas. Por esta razón, te sugerimos algunos consejos par que cuides tus áreas verdes.

Así podrás cuidar el jardín durante las lluvias

Poda y limpieza

Despejar el terreno de malas hierbas, hojas muertas y recipientes en desuso es importante para no agregar un peso extra que pueda comprimir –y podrir– la grama. Además de cuidar el jardín, es una forma rápida de evitar los mosquitos y demás bichos.

Drenaje

Revisa que todo funcione correctamente, que los puntos de desagüe no estén tapados y, si tiene conexiones eléctricas, que éstas estén protegidas. Del mismo modo, mantente atenta a posibles puntos de filtración.

westwing.es
westwing.es

Abona con tiempo

Si bien no se puede predecir con exactitud cuándo lloverá con intensidad, es recomendable que durante esta etapa se abone la tierra con productos orgánicos, y se fertilice antes que llueva, no después. Así los químicos de disolverán un poco y serán absorbidos más rápido. Si ya cumpliste esta tarea, solo remuévelo con los instrumentos adecuados.

Gravilla y piedra

No solo son decorativas, sino excelentes para cubrir secciones de tierra débil o plantas muy delicadas. Echa algunas en las macetas o colócalas artísticamente, pero cuidando que protejan las raíces.

cultivarhuertocasero.blogspot.com
cultivarhuertocasero.blogspot.com

Cubiertas de plástico

Otra práctica para cuidar el jardín durante las lluvias, en particular las pequeñas huertas orgánicas es instalando cobertores de plástico o caucho, tal como si fueran paraguas. Un par de varillas flexibles es lo único que necesitas para tensar el material.

 

Créditos de imagen: Archivo EME

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya