Enfermedades y complicaciones que presentan los bebés prematuros

Feet of new born baby under ultraviolet lamp in the incubator

Los bebés prematuros nacen con un organismo poco desarrollado, lo cual es complicado para ajustarse al mundo exterior.


Estos pequeños necesitan cuidados extras para superar las diversas dificultades a las que se ven afectados, a continuación te las mostramos para que sepas cómo debes cuidarlos.

Te puede interesar: Por qué los bebés huelen tan bien

Problemas que presentan los bebés prematuros

Calor corporal. Los bebés prematuros tienden a perder el calor más fácilmente, ya que carecen de grasa corporal, esto puede generarle hipotermia, lo cual pondría su vida en peligro. Debido a esto se utilizan incubadoras o calentadores radiantes.

Alimentación. Estos bebés necesitan una nutrición especial, ya que crecen más rápido que otros y sus sistemas digestivos son inmaduros. Estos se deben alimentar muy lentamente para evitar el riesgo de desarrollar una infección intestinal, la cual es propia de los bebés prematuros.

Respiración. Los bebés prematuros tienen problemas al respirar, entre las causas más frecuentes está el síndrome de dificultad respiratoria neonatal. Esta ocurre porque los pulmones no han terminado de desarrollarse y no producen una sustancia denominada surfactante, esta permite que los alveolos pulmonares permanezcan abiertos y expandidos.

Problemas que presentan los bebés prematuros

Infecciones. Son una gran enemigo de los bebés prematuros, ya que no tienen la capacidad para poder combatirlos, lo cual provoca enfermedades graves.

Cerebro. Durante el parto o días después de este, los bebés prematuros pueden sufrir hemorragias cerebrales, los que corren este riesgo son aquellos que pesan menos de 2 kilos. Así mismo pueden tener lesiones cerebrales por falta de oxígeno, lo que puede provocar parálisis cerebral.

Ver más: El parto natural es la mejor opción para madres y bebés

Ojos. Sus ojos no están preparados para la iluminación, y estos pueden verse afectados por un crecimiento anormal de los vasos sanguíneos de la retina. También pueden generarse deficiencias visuales o ceguera.

Hiperbilirrubinemia. Los bebés con esta enfermedad tienen concentraciones elevadas de bilirrubina, esta compuesto se genera por la descomposición natural de la sangre. Esto hace que los bebés desarrollen ictericia, una tonalidad amarillenta en la piel y la esclerótica de los ojos.

Anemia. Los bebés prematuros no tienen muchos glóbulos rojos para poder transportar oxígenos a todas las células del cuerpo. En algunos casos les pueden hacer transfusiones de glóbulos rojos.

Imagen: Archivo Eme

Comments

comments