Educar a tus hijos será sencillo con estos prácticos consejos

Educar a tus hijos será sencillo con estos prácticos consejos

Decidir formar una familia es un gran paso en tu vida. Sin embargo, a veces puedes sentirte desorientada por no saber cómo educar a tus hijos.


Todo esto es normal, más aun si eres primeriza. ¡No te asustes! Aunque no existe un manual para criarlos, aquí te daremos algunos consejos para que sea más sencillo.

Debes tener presente que nadie es perfecto y es común que cometas ciertos errores a la hora de educarlos.

Lo importante es que evites los gritos y las malas palabras a la hora de hacer un reclamo. La madre siempre debe ser un apoyo.

Consejos para educar a tus hijos

  1. Propicia el diálogo y se comprensiva

La comunicación es uno de los medios más efectivos a la hora de educar a tus hijos. Es importante que siempre les hables con calma, les eches cuentos y los escuches, incluso cuando están en la barriga. Esto los ayudará a desenvolverse aún más y sentir una mano amiga de tu parte.

La comunicación es uno de los medios más efectivos a la hora de educar a tus hijos

No solo hablan las palabras, también los gestos comunican. Por eso, debes estar muy pendiente de las miradas y las expresiones de tu bebé para conocerlo más.

Una recomendación para iniciar el diálogo con tu hijo es hacerle preguntas: “¿Qué piensas sobre…?”, “¿Te gustó…?”, “¿Qué te pareció…?”. Así además mostrarás interés por escucharlo.

  1. Normas y disciplinas

Mientras más rápido establezcas normas en el hogar, mejor. Debes tomar en cuentas que tus reglas sean claras y tengan coherencia. Además puedes explicarle por qué tomas ese tipo de decisiones.

Es importante que cada vez que detectes que tu hijo no siguió las normas, lo reprendas. Esto te servirá para que sepa qué pasa cuando no hace caso. Es bueno siempre establecer límites.

En este punto es vital dejar los sentimientos a un lado y centrarte en el problema, pues esto te ayudará a educar a tus hijos.

VER MÁS: Con mascotas en casa serás más feliz

  1. Déjalo que experimente y se equivoque

Al ser madres, todo nos da temor. Sin embargo, siempre es bueno que tu hijo tenga sus propias experiencias. Déjalo que explore y si llega a equivocarse, allí estás tú para cuidarlo ante cualquier contratiempo.

Es normal que quieras sobreprotegerlo, pero siempre es recomendable que tenga sus propias vivencias.

Es normal que a la hora de educar a tus hijos quieras sobreprotegerlos, sin embargo siempre es recomendable que tengan sus propias vivencias

Si cada vez que tiene un pequeño llanto o una caída sales a auxiliarlo, podrías estar acostumbrándolo a la queja.

  1. No compares

Evita comparar a tu hijo con sus hermanos, primos o amigos. Tampoco descalifiques ni generalices. Los niños, aunque no lo creas, están atentos a todos.

Debes comprender que no todos actúan de la misma manera, pero no por eso debes quitarle méritos.

Busca utilizar frases o palabras donde se sienta igual de competente que el otro niño. Asimismo, recálcale de manera positiva todas las veces que hace las cosas bien.

  1. Comparte tus experiencias con otros padres

Este consejo puede ser muy útil, pues puedes conseguir nuevos tips de cómo educar a tus hijos.

Al compartir tus experiencias con otros padres puedes conseguir nuevos tips de cómo educar a tus hijos en casa

Además, sentirás apoyo por parte de los otros padres que pueden estar pasando por situaciones similares a la tuya.

Por ejemplo, si tu hijo está pasando por una etapa de rebeldía, puedes conversarlo. Debes comprender que es normal y tomarlo como un ciclo de aprendizaje. Esto además te ayudará a sentirte mejor y a estar más tranquila.

Si no te gusta compartir tus vivencias con otros padres, existen profesionales en la materia que podrán darte una mano.

  1. Reconoce tus errores

Es normal cometer errores en el proceso de educación a nuestros hijos. Lo importante es que detectes la falla, la reconozcas y la utilices como una enseñanza.

Tendrá mucho valor para tu hijo, que le pidas unas disculpas de ser necesario. Además, eso hará que te sientes bien.

  1. Los niños también sienten

No creas que eres la única que está estresada o triste, los niños no siempre están felices. Aunque no lo creas ellos también se preocupan y exploran distintas emociones.

Por ello, debes estar conscientes de estas emociones y ayudar a tus hijos a sentirlas y entenderlas.

  1. Refuerza lo positivo

Esto es tan importante como resaltar las malas acciones.

Destacar las cosas buenas, los gestos de cariño, las recompensas y el buen comportamiento es sumamente importante. Está comprobado que este tipo de prácticas son realmente eficaces para educar a tus hijos.

Destacar las cosas buenas, los gestos de cariño, las recompensas y el buen comportamiento es sumamente importante. Está comprobado que este tipo de prácticas son realmente eficaces para educar a tus hijos

Además, sentirán una especie de motivación al ver que son premiados o elogiados.

El trato afectivo es fundamental, ya que los niños suelen ser bastante sensibles. Por ello, debemos tener mucho cuidado de lo que decimos delante de ellos.

Reforzar las buenas cosas de una manera adecuada también ayuda a aumentar la autoestima de tu hijo. Al premiarlo y decirle palabras bonitas estás criando a un niño feliz que se siente querido.

  1. No tienes que ser su mejor amiga

Si bien es importante forjar lazos y tener cercanía con tus hijos, no significa que deben ser mejores amigos.

Debes tener en cuenta que, aunque exista confianza, siempre debe haber un respeto. Tu hijo debe entender que tú estás en un piso más arriba.

Una madre ofrece cariño, cuidado, comprensión y diversión, pero también reglas a seguir. Se trata de darles libertad, pero también saber cuándo no ceder.

  1. Los hijos son el reflejo de los padres

Desde muy pequeños las personas que más ven los niños son sus padres. Es por ello que tú serás su mayor ejemplo a seguir.

Desde muy pequeños las personas que más ven los niños son sus padres. Es por ello que tú serás su mayor ejemplo a seguir.

Los niños imitan y absorben conductas tanto positivas como negativas. Aprovecha y recalca durante el día las buenas costumbres, como saludar, decir gracias y despedirse. Así tu hijo verá que tú lo haces y querrá repetirlo.

Si ya eres madre o lo estás planificando no te preocupes. No hay un manual que nos diga como actuar. Lo importante es que tu hijo crezca en un hogar estable, lleno de amor y con muchos valores. Es una tarea fácil y sencilla. Además, te dará muchas satisfacciones porque el amor de madre es el sentimiento más sincero y hermoso del mundo. 

Comments

comments

Más de Rosanna Ferrandina

Los 3 mejores cereales para cuidar tu belleza y salud

Además de favorecer tu energía, también son grandes aliados para tu belleza,...
Leer más