¿Por qué es bueno leerles cuentos a los niños antes de dormir?

Cuentos antes de dormir: ¿Por qué debes implementarlo con tus hijos?

Recuerdo que en mi infancia la lectura de cuentos por la noche era una obligación irrenunciable para mis padres y un momento de gran disfrute para mí. Pero más allá del relato familiar que esos cuentos van armando, hay algunas razones para que hagas frente al cansancio de la jornada laboral y adoptes esta costumbre con tus hijos.


Te invitamos a continuar leyendo para que las descubras, y para que te animes a implementar este hábito poco a poco en tu hogar. En caso de no tener hijos, también lo puedes implementar con tus sobrinos, ahijados o con cualquier otro pequeño. A futuro te lo agradecerá.

¿Por qué deberíamos leer cuentos a nuestros pequeños antes de dormir?

No será un instante solo para los niños

Primero que nada, el momento de la lectura antes de dormir crea momentos inolvidables para toda la familia. Los recuerdos no quedan solo para los hijos sino para los padres, que inmortalizan en su memoria la cara tierna de los más pequeños en el momento en que les desean buenas noches.

Va en pro de su crecimiento

Los cuentos ayudan a desarrollar la imaginación del niño. Este proceso es necesario para que los más pequeños piensen con mayor rapidez y eficacia. La capacidad que desarrolla el niño para visualizar personajes irreales así como los lugares en los que se los sitúan y las circunstancias que los afectan, hace que el niño desarrolle la habilidad de encontrar soluciones a las situaciones que se le plantean.

La lectura también mejora el lenguaje de los niños, ya que en los cuentos van aprendiendo palabras que enriquecen su vocabulario. No solo te extrañará escucharlo repetir las palabras luego en su cotidianidad, sino que te sorprenderá cómo pueden expresar mejor sus ideas y propias historias usándolas.

Lo ayuda con el desarrollo de sus gustos y pasatiempos

Esta práctica cultiva el amor por la lectura, que nace en estos momentos en los que el niño disfruta de la actividad en familia, incluso consigo mismo. Es el mejor inicio para que nuestros hijos se acostumbren a la lectura y que una vez que sepan leer por si solos lo incorporen como un hábito, que sea una actividad que les dé placer y gusto.

Por otra parte, la lectura nocturna estimula el cerebro de tu hijo y en consecuencia hace a los niños más inteligentes.

¡Hey! Pero ten en cuenta un detalle muy importante

Nunca debemos olvidar la cantidad de preguntas que generan estos cuentos y que ellos mismos tratarán de esbozar sus respuestas. El cerebro es exigido para que elabore razonamientos más originales, pero sin descuidar en muchos casos lo que es verosímil. Así es que desarrollan la inteligencia, aprendiendo conceptos básicos sobre las sociedades, todo lo que les rodea, y la vida en general.

 

Créditos de imagen: iStock

Escrito por: Mavi Contreras

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme