¿Rosado para las niñas?

La decoración de los cuartos infantiles es uno de los proyectos que más ilusiona a padres y expertos en el tema por igual. Ahora bien, al momento de elegir el esquema de colores para las habitaciones de las niñas, hay muchas opciones que son actuales y divertidas además del rosado. Aquí algunas:


Neutros: trabajar con tonos claros, como blanco, beige y grises, da la posibilidad de crear un ambiente sereno, elegante y pleno de texturas. Para evitar la monotonía visual, es importante usar varios colores y no solo en las paredes, también en las piezas de mobiliario, lencería de cama y hasta en los accesorios. La madera laqueada y el vidrio murano son alternativas si quieres renovar el cuarto de tus hijas.

Lila: femenino y sutil. El lila es uno de los colores pasteles de la temporada. Suave pero que aporta mucha luz a los cuartos de las niñas. Para no saturar el espacio, lo ideal es usar dos o tres tonos. Por ejemplo, pinta la pared de fondo con acabado plano, incorpora vinilos o diseños decorativos en las paredes laterales y accesorios como lámparas, cobertores o espejos con marcos en los matices más oscuros. Como acento, usa metalizados.

Verdes: frescos y vivaces. La escala de verdes es una de las más usadas en la decoración actual de cuartos de niñas. Se puede combinar con blancos, grises y hasta azules –que no es exclusivo para niños–. Las cortinas, alfombras de área y algún mural pintado a mano son recursos que unifican la estética de la habitación y crean un espacio único para las princesas de la casa, uno que -además– puede crecer con ellas.

Imagen: bestbedroomidea.com

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya