4 claves para decorar con tonos pastel

En el diseño interior una de las gamas favoritas de colores es la de los tonos pastel. Verdes, azules, rosados, violetas y amarillos son matices que se complementan con los tradicionales neutros y, también, crean una sensación relajada y cálida. Para no terminar con habitaciones saturadas que parezcan una piñata infantil, sigue estos consejos:


  • Entre paredes. Cambiar el color de las paredes es uno de los recursos decorativos más utilizados porque cambia instantáneamente la apariencia de los espacios. Si decides comenzar con las paredes de tu casa, es mejor que trabajes con la de fondo o las laterales, sobre todo si son la sala-comedor o algún dormitorio. En la cocina o los baños puedes pintar todas las paredes o, para un efecto más dramático, el techo.
  • Luces y sombras. Los tonos pastel necesitan estar iluminados para desplegar todo su brillo y riqueza. Una forma de lograrlo es combinar fuentes de iluminación, naturales y artificiales, según el diseño general y la disposición de los muebles, piezas de acento y cuadros. Por ejemplo, si tapizaron un par de butacas en telas con estampados pasteles, colócalas cerca de ventana principal para que destaquen y, a la vez, crees un rincón de lectura o área de estar.

Deco-pasteles-interiorismos

  • Crea contrastes: En espacios donde predomine el blanco o, por el contrario, los colores cálidos el juego de acabados y texturas es otra idea para incluir los tonos pastel. Renovar los frentes de los gabinetes de la cocina, restaurar algunas sillas y sus cojines para el cuarto de los niños, pintar el marco de las ventanas son alternativas que crean nuevos puntos focales en las habitaciones, delicados y modernos.
  • Detalles. Otra de las claves para decorar con tonos pastel es mediante accesorios. Una estantería de color verde mental, un mantel a cuadros para la mesa del comedor, cojines, cortinas, pantallas de lámparas o productos más sofisticados como el papel tapiz son excelentes para incorporar esta gama de colores a tu hogar.
Imagen: interiorismos.com 

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya