SPM: Conoce todo lo que le pasa a tu cuerpo

De cinco a siete días antes del período se pueden experimentar síntomas tan leves que pasan casi desapercibidos, o más intensos que nos vuelven personas “no gratas”


Relacionada: Las peores situaciones para tener la menstruación

¡Oh las hormonas, los cambios de humor, la sensibilidad y esos extraños dolores corporales que nos recuerdan que somos mujeres y damos vida! La realidad es que el Síndrome Pre-Menstrual (SPM) afecta a 15 de cada 20 mujeres, pero no se conoce exactamente qué lo produce, “solo hay teorías” señala la Dra. Raquel B. Dardik, miembro del Departamento de Ginecología de la Universidad de Nueva York.

Sin embargo, sí se conocen algunos síntomas claros del SPM y, por fortuna, ciertos tips que los alivian. Conoce todo lo que le pasa a tu cuerpo a continuación:

Senos: generalmente se sienten más sensibles, incluso desde los días de la ovulación, y pueden hasta inflamarse. Esto se debe a una expansión microscópica del tejido mamario que puede aliviarse con calor -compresas o una ducha tibia, por ejemplo- o con infusiones herbales. Usar un sostén de tela suave, con soporte y evitar la cafeína también ayuda durante el SPM.

Dolor muscular: especialmente en la parte baja de la espalda y piernas. Diversos estudios ginecológicos sugieren que es por efecto de las contracciones de útero, que se expanden como ondas al resto del cuerpo femenino. ¡El viejo truco de la fomentera puede hacer la diferencia!

Felicidad y tristeza: durante los días pre-menstruales podemos reír, llorar o tener algunos arrebatos “por nada”. Lo cierto que es, más que el cuerpo, el cerebro y las emociones también sufren cambios por el SPM. Préstate atención mes a mes.

Te puede interesar: Información que no debes ocultarle a tu ginecólogo

Calambres y náuseas: son bastante molestos, llegando a alterar tu apetito o sentido del gusto. En este período mejor alejarse de la comida picante, el café, el azúcar y sustituirlos por tostadas o arroz. El té de jengibre también es excelente. Mejor dejar el chocolate para “esos días”.

Imagen: iStock

 

 

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya