Siete efectos del sol que debes considerar

maquillaje playero

Evita exponerte directamente al sol entre las 10 a.m. y 4 p.m. Además, usa un protector solar indicado por tu dermatólogo


Relacionada: Tres aceites para potenciar tu bronceado

El sol es un gran aliado para la salud y son múltiples los beneficios que obtendrás de él con una exposición adecuada. El problema surge cuando estás bajo el sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m donde los rayos UV están en su valor elevado.

Aquí te presentamos algunos detalles que puedes aprovechar del sol y otros de los que debes protegerte durante el verano.

1. Es fuente de vitamina D

El sol fortalece huesos y dientes por acción de la vitamina D, importante para la mineralización de los huesos y mejorar la absorción de calcio y fósforo. Por ejemplo, se sabe que la incidencia de la esclerosis múltiple es mayor en países con pocas horas de luz, porque existe una relación directa con el efecto protector de la vitamina D y el sol.

2. Duermes mejor

El sol ayuda en el tratamiento contra la depresión y la conciliación del sueño. También favorece la vida sexual, porque aumenta los niveles de testosterona en la sangre.

3. Adiós a la depresión

La luz del sol estimula la producción de endorfina y serotonina, sustancias consideradas antidepresivas y relajantes, que producen una sensación de bienestar. Estas hormonas también regulan aspectos como la temperatura corporal.

4. La terrible insolación

Quedarte dormida bajo el sol sin una protección adecuada no solo ocasionará el enrojecimiento de la piel, sino que puede llegar a causar quemaduras de hasta segundo grado, dolor de cabeza y fiebre. En casos extremos se presentan náuseas, vómitos y hasta convulsiones.

5. Presta atención a esos «lunares»

Los «lunares» que aparecen en la temporada de verano o aquellos que causan dolor, comezón o cambian de color,tamaño o forma pueden ser el comienzo de un tipo de cáncer de piel llamado melanoma. Si observas una mancha irregular o lunar sospechosos,acude al médico.

6. Ojo con las infecciones

El calor predispone a la proliferación de microorganismos que pueden producir conjuntivitis, una epidemia del verano. Los medios de contagio más frecuentes son las piscinas y cualquier lugar en contacto con las manos ajenas.

7. Cuídate de las inflamaciones

La radiación del sol puede ocasionar quemaduras en los párpados y en los ojos y puede causar conjuntivitis actínica, una inflamación del ojo por una exposición prolongada a los rayos UV. La exposición prolongada también ocasiona afecciones oculares crónicas como las carnosidades, catarata y otras anomalías.

Recuerda:

– Evita exponerte directamente al sol entre las 10 a.m. y 4 p.m.

– Usa el protector solar adecuado para ti, indicado por tu dermatólogo.

– Complementa el cuidado de la piel con sombreros, sombrillas y ropa de algodón.

– Evita broncearte en camas solares, porque son fuentes de radiación UV y hay mayor riesgo de contraer cáncer de piel.

– Compra lentes de protección UV certificada.

Fuente: GDA / Viù! / El Comercio / Perú

Relacionada: Lentes de sol: salud con estilo

Imagen: Archivo Eme

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme

Crea tu espacio para trabajar en casa siguiendo estos consejos

Escoge un rincón de tu casa y conviértelo en una hermosa oficina
Leer más