La chía: Un aliado para tu salud

Definida como un superalimento, la semilla de chía es uno de los frutos que contiene mayor cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales.


Este alimento, proveniente de América Central, ayuda a reducir los antojos, ya que produce una sensación de saciedad. Esto se debe a que una vez ingerida, absorbe 10 veces su peso en agua.

Además, esta semilla ayuda a mejorar la digestión, disminuir la grasa y demora el aumento de azúcar en la sangre.

Asimismo, la chía se puede agregar en todo tipo de recetas, desde salsas hasta postres y batidos. Es un alimento versátil que puedes usar en cualquier momento, solo bastará tu creatividad a la hora de cocinar.

Todos estos beneficios han hecho que esta semilla sea una excelente opción a la hora de mejorar el estilo de vida de una persona, pues es efectiva y saludable.

No obstante, el consumo de este alimento no debe pasar de los 30 gramos máximo (3 cucharadas) por día, pues, debido a su contenido de fibra puede generar hinchazón y gases.

Asimismo, si se está tomando algún medicamento, es recomendable consultar a un doctor sobre su uso para evitar alteraciones.

La chía se presenta en dos colores, blanco y negro, sin embargo, no existe mayor diferencia entre ellas, pues ambas contienen casi los mismos niveles de nutrientes.

No obstante, según un estudio realizado por el Nutritional Science Research Institute, mientras más oscura sea, goza de mayor cantidad de antioxidantes.

Propiedades de la chía

Rica en aceites grasos omega 3, proteínas y antioxidantes, esta semilla resulta bastante beneficiosa para nuestro organismo y nuestra figura. Además, es una gran fuente nutritiva para los celíacos, ya que no contiene gluten.

Rica en aceites grasos omega 3, proteínas y antioxidantes, la chía resulta bastante beneficiosa para nuestro organismo

Este alimento supera cinco veces en calcio a la leche, lo que lo hace bastante proteico, fortaleciendo músculos y huesos; asimismo, contiene 3 veces más antioxidantes que los arándonos.

La chía también prevalece ante la espinaca, pues cuenta con mayor cantidad de hierro.

Con respecto a la avena y las verduras, contiene el doble de fibra y proteínas respectivamente. Asimismo, predomina ante el plátano por su nivel de potasio.

Sustituta de alimentos

Gracias a todas estas propiedades la chía también puede ser utilizada para sustituir algunos alimentos.

El más común es el huevo, pues con sus niveles de omega 3, proteína, fibra y calcio puede suplirlo sin problema alguno. Para ello, solo se necesita chía molida y agua.

Primero se debe colocar en un recipiente pequeño una cucharada de chía. Luego, se mezcla con tres cucharadas de agua y se deja reposar entre cinco a diez minutos. Está lista cuando tenga aspecto gelatinoso, tal como la clara de huevo.

Asimismo, pueden mezclarse las semillas con stevia y cualquier tipo de fruta para hacer una mermelada casera.

Las semillas de chía puedem mezclarse con stevia y cualquier tipo de fruta para hacer una mermelada casera

También puede sustituir al pan molido y crear un empanizado saludable. Solo debe moler la chía con algunas nueces, agregar especias y listo.

Una de las ventajas de este fruto es que al unirlo con otros alimentos no altera o modifica el sabor de estos.

Lea también: Mira cómo puedes sustituir estos alimentos costosos

Beneficios para la salud

  1. Protege el corazón

El omega 3 de las semillas de chía ayuda a normalizar la presión arterial y el colesterol, pues este ácido graso contiene propiedades vasodilatadoras y antitrombóticas.

Las fibras también actúan en este sentido, debido a sus compuestos para atacar enfermedades y enfrentar el aumento del colesterol.

  1. Ayuda con la digestión

Una de las fibras que contiene la semilla hace que, una vez en contacto con el agua, esta absorba diez veces su tamaño y presione las paredes intestinales, por lo que estimulan el peristaltismo y mejoran la digestión y el estreñimiento.

La chía también ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y regular la flora intestinal, funcionando como un depurador en el organismo. Además, aporta hidratación al cuerpo.

La chía también ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y regular la flora intestinal, funcionando como un depurador en el organismo

  1. Pérdida de peso

Este es otro de los beneficios de las semillas. Debido a que este alimento absorbe líquidos y produce la sensación de estar lleno.

Asimismo, produce menos deseo de consumir dulces debido a que regula los niveles de azúcar en la sangre.

  1. Ayuda con la diabetes

La chía es una gran opción para aquellos pacientes con diabetes debido a que ayuda a apaciguar los niveles de azúcar en la sangre. La fibra que contiene codifica los azúcares y los libera poco a poco, lo que evita que aumente la insulina.

Se recomienda a las personas con diabetes que usen o mezclen las semillas de chía con compotas, cereales, hortalizas cocidas, entre otros.

  1. Rica en antioxidantes

Este fruto contiene una gran cantidad de antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento temprano de la piel.

La Universidad Nacional Autónoma de México realizó un estudio donde determinó que cuenta con antioxidantes fenoles, los cuales aplacan en 70% la actividad de los átomos radicales libres.

  1. Fortalece huesos y músculos

El calcio es otro aspecto positivo de esta semilla, pues este mineral mantiene y fortalece la estructura ósea, por lo que cuida los huesos y músculos de quien la ingiere.

Además, las fibras y proteínas que contiene la chía ayudan a regenerar y ganar masa muscular.

También ayudan a proporcionar energía al cuerpo, por lo que mejora el desempeño locomotor. Es por ello que son recomendadas para deportistas y personas que hacen ejercicio.

Por su parte, el omega 3 proporciona propiedades antinflamatorias, lo que ayuda a calmar los dolores en las articulaciones.

En definitiva la chía es un saludable alimento que nunca debe faltar en la dieta diaria.

Comments

comments

Más de Rosanna Ferrandina

Los 3 mejores cereales para cuidar tu belleza y salud

Además de favorecer tu energía, también son grandes aliados para tu belleza,...
Leer más