Evita la indigestión en Año Nuevo con estos tips

Indigestión en Año Nuevo: Cómo evitarla

Es normal en estas celebraciones comer de más, pero al día siguiente SIEMPRE nuestro estómago pasa la factura.


Chocolate caliente, panetón, pavo relleno,pernil, asado negro, arroz árabe, ensalada waldorf, champagne… La lista de delicias Navidad y Año Nuevo es extensa y muy tentadora, especialmente en nuestro país. Sin embargo, es mejor ser mesurados al comer en estas fechas para evitar los malestares estomacales y los kilos de más.

Es por ello que hoy te enseñamos cómo evitar indigestión en Año Nuevo, para que vayas preparada a la última cena del año.

Relacionada: Descubre cómo mejorar tu digestión

 

8 consejos para evitar la indigestión en Año Nuevo

Consejos para evitar la indigestión en Año Nuevo

1. Diversifica productos

Para la cena, se puede escoger un chocolate bajo en grasa y una leche 0% grasa. Así ahorrarás calorías y grasas, que en ocasiones son las que potencian las molestias gástricas.

2. Evita las grasas

Hay que considerar que las comidas grasas hacen que la digestión sea lenta e inhiben las ganas de ir al baño. Entonces, las personas que sufren de pesadez o estreñimiento podrían agravar su situación con cena cargada de aceites o frituras, a pesar de que sea lo típico que suele comerse.

​3. Cena más temprano

Algunas familias cenan aproximadamente a las 10 de la noche en Año Nuevo y ganan dos horas para hacer digestión y continuar celebrando. Para dormir sin la barriga llena es necesario reposar de alimentos, por lo menos, una hora antes.

4. Mide lo que comes

Evita comer porciones abundantes. Aunque no lo creas, cuando comes con mesura disfrutas más de la comida y además te sacía. Evita comer en demasía, elige las porciones regulares y juega con la variedad de tu mesa.

5. Deja para mañana lo que puedes comer hoy

Deja el panetón y el chocolate que normalmente se come la noche porque así, durante la cena, tendrás menor sensación de pesadez. No creas que es mejor disfrutar de todo en un solo momento.

6. El alcohol es un arma de doble filo

¡Mezcla lo menos que puedas! Durante la cena de Año Nuevo es normal que la emoción haga que abramos en familia distintos tipos de licores y botellas, sin pensar la bomba que le estamos dando a nuestro estómago.

Lo ideal en este caso es beber una sola cosa, y de vez en cuando, hidratarte tomando agua.

7. No hay remedio

Recuerda que no existe una bebida o comida que sirva para diluir la grasa junto a los alimentos. Lo único que ayuda es prevenir y ser consciente de lo que comes.

8. Mujer prevenida no conoce indigestión

Si conoces tu cuerpo lo suficientemente como para saber cómo se comporta durante estas fechas y sabes que tu estómago siempre trae problemas, entonces ve por lo seguro. Toma algún protector gástrico que pueda aliviar el impacto de la cena y fiesta de Año Nuevo antes de comenzar a comer y disfrutar.

Te aseguramos que estarás mucho más tranquila sabiendo que tu estómago tiene ese refuerzo casi milagroso.

Fuente: GDA / Viù! / El Comercio / Perú

 

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme

4 actividades para activar tu domingo en casa

¡Anímate a convertirlo en un día diferente!
Leer más