Agua de piña: refrescante y sanadora

El agua de piña además de ser deliciosa contiene propiedades curativas


Relacionada: Beneficios de beber aguas depurativas

La mejor forma de consumir fruta es comerla por raciones durante el día. Los jugos, aunque los hagamos nosotras mismas, contienen mucha azúcar, lo cual es dañino para nuestra salud. Es por eso que una buena forma de aprovechar las propiedades de la piña es comerla en pedacitos y guardar la cáscara para hacer una deliciosa agua saborizada.

¿Cómo se hace el agua de piña?

Al pelar la piña, todos los pedacitos de cáscara que piquemos los colocaremos en una olla. Añade un litro de agua. Deja reposar por uno o dos días. Pon a hervir por 30 minutos. Si lo deseas sumerge un palito de canela para resaltar el sabor. Deja reposar por unos minutos y cuela. Métela en la nevera y asegúrate de empezar a tomarla cuando esté bien fría.

Propiedades del agua de piña

El agua de piña es uno de los mejores laxantes y diuréticos naturales que podemos tener en casa. Te recomendamos tomarla dos veces al día. De esta forma, disfrutarás de todos sus beneficios: evita la retención de líquidos, mejora la digestión, alivia el estreñimiento, reduce el colesterol y mejora las defensas del organismo. ¿Qué esperas para probarla?

Relacionada: Deshidratación: identifica sus síntomas

Imagen: iStock

Comments

comments

Más de Génesis Amaris

El origen del Carnaval: entre lo pagano y lo religioso

Conoce la historia de esta celebración
Leer más