¡No te rindas! Trucos científicos para recuperarte tras un fracaso

Recuperarte tras un fracaso
Young relaxed woman with closed eyes touching head and dreaming

“Todas cometemos errores”. Aunque esta frase te parezca cliché, resume una gran verdad. Las mujeres, y los hombres, nos equivocamos ¡y con más frecuencia de lo que quisiéramos admitir! Para que tu ánimo no decaiga, y saques la mejor versión de ti misma, hoy te contamos algunos trucos científicos para recuperarte tras un fracaso.


VER MÁS: Recuperar tu energía ¡solo te tomará 10 minutos!

No existen fórmulas mágicas para hacer “borrón y cuenta nueva”; pero lo que sí marca la diferencia es cómo lidias con la situación y lo que haces después. Solo así podrás sacar algo provechoso de la experiencia.

Recuperarte tras un fracaso: Tips científicos

Atletas, estudiantes, diseñadoras, emprendedoras… La profesión, edad o estatus poco importan cuando debes hacerle frente a un contratiempo financiero, laboral, e incluso sentimental.

Lo primero es tratar de no paralizarte ente el problema. ¿Cómo seguir adelante? La Dra. Jacinta Jiménez, psicóloga de la Universidad de Stanford y coach del portal BetterUp, recomienda tres claves.

Sé optimista

Aunque no lo veas en primera instancia, la mayoría de las cosas tienen solución. Por eso, debes enfocarte en el tiempo; y con esto nos referimos a que siempre es útil reconocer que las dificultades son temporales. Trata de verlo así y, verás, que no afectará otros aspectos de tu vida.

Confronta

El primero impulso, luego de llorar claro, es pasar a un modo pasivo ¡y esto te beneficiará en nada! Mientras más te demores será peor para tu mente y salud en general. Usa todos tus recursos y fuerza interior para mantener tus emociones bajo control.

Tampoco ayuda si te quedas en tu cuarto todo el día repasando mentalmente los errores. Si quieres recuperarte tras un fracaso, haz alguna actividad creativa o deportiva; con esto generarás endorfinas y los niveles de ansiedad disminuirán.

boxing girl

Reflexiona

De cada una de nuestras faltas podemos aprender; y no solo eso, éstas son críticas para hacernos mejores personas, más organizadas y competentes. “Los fracasos desaniman y hacen que las personas pierdan la perspectiva. Ahora, si cambias tu pensamiento y te centras en cómo salir de este, el círculo vicioso de culpa-vergüenza se cortará”; así lo apunta Ash Norton, fundadora de una consultora de liderazgo internacional.

¡Anímate!

Imágenes: Archivo Eme

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya