Tristeza en Navidad ¿cómo lidiar con este sentimiento?

Una de las preocupaciones que nos embarga al finalizar un año y comenzar otro, es la incertidumbre ante lo desconocido

Los últimos días del año son especiales. Entre las reuniones familiares, decoraciones a todo color y los platos típicos, las personas parecieran estar más alegres. Sin embargo, el 2017 no ha sido un año fácil, y por eso uno de los sentimientos más comunes es la tristeza en Navidad. A continuación, te damos una serie de consejos para sobrellevar la temporada sin convertirte en el “Grinch”.


VER MÁS: 5 Frases que no debes decirle a alguien que está de Luto Cosas

Melancolía, pena e híper-sensibilidad son algunos de los estados que mujeres -y hombres- pueden llegar a experimentar en diciembre. Y si a esto le sumamos el ajetreo normal, la combinación es lo suficientemente poderosa para derrumbarse. ¿La alternativa? Pues no hacerlo. Es hora de sacar toda tu fuerza de voluntad.

Tristeza en Navidad ¿cómo superarla?

Reconoce tus sentimientos

No los ignores, ni lo solapes repitiendo frases vacías como “todo está bien”. Date el espacio y permítete llorar si así lo deseas; quedarte abrazada a tu oso de peluche o expresarte libremente ante tus mejores amigos. Recuerda, los límites los pones tú.

Acercamientos

La tristeza en navidad solo se incrementará si te encierras en tu casa. Por eso, una de las alternativas que recomiendan psicólogos y terapeutas es buscar el contacto de los demás. No tiene que ser un evento formal; ya que solo el estar en comunidad hará la diferencia. Planifica salidas al cine, a tomar café o un maratón de películas.

Sé realista

Las fiestas no tienen que ser iguales a las de tres, cinco o diez años atrás. Ten en mente que la perfección no existe, y que igual puedes crear tus propias –y nuevas– tradiciones. También, si te preocupa el presupuesto, pues opta por lo más simple, por los proyectos DIY ¡pero haz algo!

Cuídate

Para lidiar con la tristeza en Navidad, es importante que empieces por ti misma. Procura mantenerte saludable, sin caer en excesos; y ¿por qué no? Consintiéndote con una sesión de peluquería que resalte tu belleza natural.

Enriquece tu espíritu

Además de los servicios religiosos, una de las alternativas más reconfortantes es donar tu tiempo y compartir con los más necesitados. Créenos, no solo estarás dando una mano, estas acciones son esenciales para alimentar tu espíritu y gratitud hacia la vida.

Imágenes: Archivo

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya