Fabrica tu bienestar: dejando atrás la culpa

libérate en fin de año la culpa

Nos paralizamos por cosas que solo están en nuestra mente como el miedo y la culpa. Estas cosas no nos permiten avanzar, de hecho empeoran cualquier situación


Entendemos por culpa es e sentimiento de responsabilidad por un daño causado. Ya se que culpes a alguien más o a ti misma te aseguramos que no habrán buenos resultados, pues se trata de un sentimiento negativo que con el tiempo nos debilita, altera, entristece.

Te puede interesar: ¿Qué beneficios trae el perdón?

Fabrica tu bienestar: dejando atrás la culpa

Pero cuando entendemos que la culpa no es culpa de nadie, comenzamos a liberarnos a aceptar que las cosas pasan por un motivo que quizá por ahora no nos agrade, que no este en nuestras manos o no esperemos pero que no conducirá con algún propósito hacia donde debemos estar, ya sea en mente, cuerpo o alma.

Cuando enfrentes una situación complicada o algo no salga bien, evita hacerte la victima o martirizarte lo mejor es pensar en soluciones, en el cambio y el progreso.

Da un paso de superación en lugar de hacerte sumisa de la culpa, lo que paso paso, es parte de la vida y ahora debes curarte y aprender de ello.

Dejar ir la culpa ya sea por algo que nos paso o a otros, ayuda a curar el alma, aporta fuerza, aleja cosas como el rencor, estrés y la depresión. Recuerda que algunos retos se presentan para hacernos madurar, para prepararnos para cosas más grandes y transformarnos.

Así que conviértete en una persona valiente, animada y positiva.

Ver más: Garantiza tu bienestar personal: 7 áreas en las que debes trabajar

Imagen: archivo Eme de Mujer

Comments

comments

Más de Yesibel Aladejo