Escribir te puede ayudar a superar tus problemas

Según expertos plasmar tus pensamientos recordando experiencias positivas y negativas ayuda a ordenar tus ideas, a aumentar tu memoria, controlar tu humos, aliviar tu depresión y hasta ayuda al ánimo de las personas que padecen cáncer.


Según consigna El País de Madrid, existen numerosos beneficios de aquellas personas que realizan “escritura expresiva”.

De acuerdo con Rosana Pereira, integrante del grupo de psicología positiva aplicada del Colegio de psicólogos de Madrid, escribir es “un procedimiento paso a paso que favorece el orden de las ideas y ayuda a tomar consciencia de lo que se está pensando en ese momento”.

Para poder expresar nuestras ideas es importante tener en cuenta que escribir con lápiz y papel es más efectivo y que se debe evitar la autocensura, escribir todo, lo bueno, lo malo, lo que nos molesta, lo que nos hace felices, etc. Es más, según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, aquellas personas que escriben sobre una experencia negativa experimentan mejorías en su memoria mayores que quienes escriben sobre experiencias negativas.

Además, según el diario Health Psychology aquellas pacientes con cáncer de mama que escribieron sobre “sus más profundos miedos y sobre los beneficios del diagnóstico” de la enfermedad, experimentaron mayores beneficios físicos y psicológicos a largo plazo.

Respecto a esto, la psicóloga española explica que “tomar consciencia del cambio que se ha producido y de la evolución” es favorable para liberar las emociones, ya que “cuando uno sabe qué situaciones le hacen sentir de una manera determinada, tiene más predisposición para cambiar”.

En tanto, algunos investigadores estiman que redactar y editar nuestras propias historias nos ayudan a cambiar las percepciones que tenemos de nosotros mismos y nuestra vida, ayudándonos a superar los obstáculos que se ponen en nuestro camino a la felicidad.

De acuerdo con Rosana Pereira, las personas que escriben aumentan la “sensación de control” y son capaces de detectar las cosas que les hacen sentir mal, entendiendo qué sucede y cuál es nuestra responsabilidad en esta situación.

¿Estás dispuesta a probarlo?

Imagen: mejorconsalud.com

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme