El Camino a la Felicidad: guía para vivir mejor

Camino a la Felicidad

“La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos”. Henry Van Dyke.


VER MÁS: Frases inspiradoras de mujeres y para mujeres

Cualquier persona o grupo trata de obtenerla a diario, de disfrutarla cuando se presenta de forma espontánea y de capturarla en imágenes  o textos. Hablamos, por supuesto de la felicidad, ese estado que nos hace verdaderamente humanos.

Si bien nadie puede garantizarla, hay algo que puede mejorar las posibilidades de encontrarla: el sentido común. Éste es justamente la base para la Fundación Camino a la Felicidad, la cual fomenta la toma de decisiones responsables y la promoción de los valores a diario. Su herramienta son los Preceptos, una guía sencilla que se puede seguir individualmente o compartirla con los demás. A continuación algunos de ellos.

El Camino a la Felicidad

Cuida de ti misma

No solo cuando te sientas mal; es una tarea que incluye la alimentación, el aseo personal, belleza y un buen descanso.

Sé moderada

Tal como dice el refrán, “todo en exceso es malo”; así que procura encontrar un punto medio.

Ama y ayuda a los niños

Ellos son el futuro del mundo y, por ende, requieren tanto de cuidados, como de incentivos para que logren sus metas. ¿Cuál es el eje de su desarrollo? La educación, que pasa por la formal, más académica, hasta la que se enseña en casa.

Da un buen ejemplo

“Es mucha la gente en la que una influye; y ésta puede ser buena o mala”. Depende de ti distinguirlo y ser un agente de cambio.

Protege y mejora tu medio ambiente

Comienza por ti y por tu apariencia, esa que te abre puertas y te permite destacar. Después sigue el entorno, tu casa, oficina o área de actividades. Trata de mantener el orden y de despejar los espacios para así generar un clima de bienestar. Por último, suma tu granito de arena por el planeta al reciclar y disminuir tu huella de carbono.

Sé digna de confianza

Todas hemos experimentado decepciones; pero lo importante es aprender de ellas y optar por ser lo opuesto; es decir, personas confiables, fuertes, en quienes otros se puedan apoyar. Este es, sin duda, uno de los puntos clave en el Camino a la Felicidad.

Sé competente   

Utiliza tu inteligencia, talento natural, gracia y todas las destrezas que te hacen única y enfócate en dar tu mejor esfuerzo. Ser competente en el trabajo, en los quehaceres del hogar y hasta en las diligencias no solo te hará ganar tiempo; sino que te ganará la recompensa de haber cumplido con tus obligaciones.

Mira. Aprende. Practica.

El Camino a la Felicidad no está libre de baches ni desvíos… Aunque lo que no debes olvidar es el respeto y la tolerancia, piedras angulares de las relaciones humanas.

¡Actívate por los valores!

Para conocer los otros preceptos, o inscribirte en alguno de los seminarios, visita elcaminoalafelicidad.org / Síguelos en Twitter por @felicidadvzla / Facebook e Instagram

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme