Cómo combatir la depresión

dentificar a los clientes

Recientemente el mundo quedó consternado con la muerte del actor Robin Williams, quien se suicidó luego de sufrir de depresión. Para la mayoría fue muy difícil entender cómo una persona alegre y que además tenía como oficio hacer reír a otras, pudo acabar con su vida por un motivo como este. Así es la depresión, una enfermedad más común y grave de que lo que se piensa y que en algunas oportunidades, por no ser identificada, tiene consecuencias irreparables.


 

La depresión es un trastorno emocional que afecta a más de 350 millones de personas en el mundo. Sin embargo, es importante destacar que a pesar de que la depresión afecta tanto a hombres como mujeres, según el National Institute of Mental Health, las segundas tienen más probabilidad de ser diagnosticadas con esta enfermedad.

Es normal atravesar por un mal momento en el que nuestro estado anímico esté bajo y nos sintamos tristes o melancólicas, lo cual puede ser originado por situaciones que producen malestar emocional, como la pérdida de un familiar, una frustración personal, divorcios o rupturas amorosas. Sin embargo, es muy diferente cuando se atraviesa por un cuadro depresivo que interfiere con el desarrollo de la vida y que no permite desempeñar las actividades diarias con normalidad.

Según nos cuenta la psicóloga Marisabel Ruan, la depresión surge cuando una persona presenta un cuadro de tristeza por más de ocho semanas consecutivas. Pocas veces se puede atribuir su causa a un hecho determinado y suele ir acompañada de insomnio, trastornos alimenticios, dificultad para lograr la concentración, llanto frecuente, irritabilidad, ausencia de energía, descuido personal y dolores corporales injustificados, entre otros síntomas.

Hay formas de alejar la depresión de tu vida. Estas son algunas formas de hacerlo:

EJERCÍTATE

Cuando una persona está deprimida todos sus movimientos corporales son más lentos, inclusive el habla, lo que hace que se refuerce el estado anímico negativo en el cuerpo. Por eso, realizar actividad física es una buena forma de romper con ese patrón, porque al ejercitarte todo el cuerpo se activa y energiza. El ejercicio además de mantenernos óptimas físicamente, tiene la propiedad de estimular la producción de endorfina y serotonina, hormonas responsables de hacernos sentir bien. No importa si la actividad que se realiza no es de mucha intensidad, lo importante es hacerla con cierta regularidad, así que busca el tiempo para moverte.

Mujer corriendo

 

TEN UN HOBBY

Hacer una actividad por el simple hecho de que te hace feliz, es una de las mejores formas de contagiarse de buenas vibras y energía positiva. Mantener la mente ocupada mientras se realiza un hobby es una excelente opción para combatir la depresión, ya que te ayudará a sentirte útil y conocer nuevas personas.

Mujer leyendo un libro

 

RELACIÓNATE

En ocasiones la soledad es buena, pero cuando se está pasando por un mal momento, puede ser contraproducente. Tener amigos es una buena manera de distraese y, por qué no, desahogarse mientras se comunican las emociones y pensamientos. A veces compartir un café con una amiga o salir a un bar con compañeros del trabajo puede ser la mejor terapia. Esta sensación se debe a la producción de oxitocina, una sustancia que solemos segregar durante los momentos agradables.

Mujer con amiga

 

TOMA SOL

El sol es sinónimo de vida. Cuando estamos tristes estar en un lugar oscuro, frío o lúgubre no es la mejor opción porque los seres humanos somos muy susceptibles a las cosas que pasan a nuestro alrededor. Por ende nada mejor para combatir las sensaciones negativas que recibir luz solar, ya que los rayos ultravioleta aumentan la producción de serotonina, un neurotransmisor relacionado con la sensación de bienestar.

Mujer tomando sol

 

EVITA TEMAS NEGATIVOS

A pesar de que esto es prácticamente imposible, se puede controlar si prestas atención al tipo de personas con las cuáles te relacionas y si estableces algunos límites. Es cierto que todos necesitamos desahogarnos de las cosas que nos pasan, pero si es una situación que se escapa de las manos, por más que se hable de ello no se podrá cambiar esa realidad, por el contrario si está en nuestro poder hacer algo, debemos dejar de quejarnos y actuar. Es preferible que cambies tus conversaciones a temas alegres, quizás parezca algo tonto, pero a la larga podrás ver como esto repercute en tu vida positivamente.

Mujer diciendo que no

 

Comments

comments