El poder de una copa de vino

Eso de que al tomar unas cuantas copas empiezas a ver más bonito a todo el mundo, suena a chiste, pero según un estudio reciente es cierto.


Ya no tienes que avergonzarte si en una noche de pasión estuviste con quien al día siguiente te pareció Frankenstein, pues es un hecho que cuando tomaron aquellas copas empezaron a lucir más atractivos.

Una investigación de la Bristol University determinó que consumir una copa de vino hace que nos veamos más atractivas para los demás, esto debido a los efectos físicos que el alcohol tiene en el cuerpo.

En el estudio participaron 40 personas que fueron fotografiadas sobrias. Luego, se les hizo beber una cantidad de alcohol equivalente a una copa de vino para después tomar una segunda fotografía. Finalmente, se les hizo tomar una nueva dosis de alcohol para tomar una tercera imagen. Las imágenes fueron mostradas a un grupo de personas sobrias para que determinaran no solamente cuál les parecía más atractiva, sino también cual les parecía más accesible para entablar una conversación. El resultado fue sorprendente: las imágenes elegidas fueron las tomadas después de una copa de vino.

La razón de esta conclusión no está definida, pero los investigadores creen que una pequeña cantidad de alcohol hace que los músculos faciales se relajen, las pupilas se dilaten y las mejillas tengan más color, causando una mejor impresión en los demás.

Eso sí, después de leer esto, no debes recurrir a la botella completa en un momento de baja autoestima, porque además de no ser una acción saludable, las fotos menos atractivas fueron las tomadas después de la tercera dosis de alcohol.

 

Con información de: GDA/El Comercio/Viù!/Perú

Imagen de apertura: medicalpress.es

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme