Tres pasos para el rojo perfecto

cambian estampillas por besos

Los labios rojos son los preferidos de muchas mujeres. Sin embargo, lograr que se vean perfectos y sutiles en nuestra piel no es tan fácil. Debes saber la tonalidad exacta, si mantener un acabado mate o optar por uno glossy, y en qué ocasiones usar el delineador. En Eme te enseñamos:


Relacionado: El color de tu labial ¿revela tu estado de ánimo?

1. El color

Olvídate de sentir obligación por aquellos rojos que estén en boga y veas en pasarela, debes saber cuál se ajusta mejor a tu tono de piel y de cabello. Cuando tus labios son finos, lo ideal es elegir un pigmento rojo ligero, por el contrario, si son gruesos, prueba con rojos oscuros y profundos.

2. Acabado

Debes aplicar brillo si tu intención es tener un look juvenil y fresco. En cambio si tu intención es una apariencia sofisticada apuesta por lo mate. Para unos labios sexys, coloca sobre la línea fuera de los labios un poco de gloss en color nude, esto le brindará más grosor. Luego aplica un brillo más oscuro y verás que cuando al pasar las horas, el rojo intenso se irá mezclando con el claro, generando una apariencia de volumen y sensualidad.

Si eres de las que prefiere colores opacos, el secreto está en aplicar una capa de corrector sobre la piel de tus labios. De esta manera el labial durará más y tendrá una textura distinta.

3. Delineado

Tu delineador será el mejor aliado para definir y dar forma a tu boca. Lo más importante es conseguir un color exacto al de tu piel. Puedes utilizarlo este para rellenar la piel de los labios antes del labial, y así este tendrá más duración.

Relacionada: Labios listos para besar

Imagen: Archivo Eme

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme