Tips para unas piernas bien cuidadas y torneadas

Tips para unas piernas bien cuidadas y torneadas

La moda actual exige unas piernas bien cuidadas y torneadas.


Las piernas son consideradas como una de las partes más sensuales y seductoras del cuerpo femenino.

Sin embargo, a menudo son la parte de nuestro cuerpo que sufre más a lo largo del día y de la vida.

Soportan el peso, las largas caminatas y las malas posturas. Las maltratamos cuando estamos demasiadas horas sentadas o de pie. Por ello, son propensas a padecer todo tipo de problemas circulatorios.

Además, su piel contiene menos glándulas sebáceas que el resto del cuerpo, por lo que se resecan con regularidad.

Las piernas son consideradas como una de las partes más sensuales

Las piernas soportan una gran carga de trabajo durante el día y de su desempeño depende, en gran medida, la agilidad y elasticidad del cuerpo.

Unas piernas bien cuidadas son unas piernas deseables

Para mantener unas piernas bien cuidadas, suaves y firmes debes dedicarles por lo menos diez minutos al día.

Muchas horas sentada, poco ejercicio y mala alimentación son algunos hábitos poco saludables que afectan la salud de nuestras piernas.

Es por eso, que es recomendable seguir algunos consejos básicos para tenerlas en buenas condiciones.

Aquí te enseñamos algunos trucos de interés, para no tener que sufrir várices o cualquier tipo de trastornos indeseables.

VER MÁS: Tips para cuidar tus pies

  1. Menos grasa, más hidratación

El uso de una crema o aceite hidratante elimina el efecto ‘acartonado’ de la piel. Asimismo ayuda a retener el agua y a mantener estable el nivel de su pH.

El uso de una crema o aceite hidratante elimina el efecto ‘acartonado’ de la piel

Una piel hidratada se siente y se ve tersa, suave y brillante.

Además, es mucho más resistente y elástica, lo cual evita la aparición de estrías y mantiene a raya la flacidez.

  1. La depilación

Fundamental para que las piernas luzcan bien cuidadas y torneadas.

Existen diferentes métodos: cera fría, tibia o caliente, láser, cuchilla, cremas depilatorias, etc.

La depilación con láser además de asegurar la eliminación definitiva del vello en unas cuantas sesiones consigue alisar la piel.

  1. Hazle la guerra la flacidez

Todo nuestro cuerpo se resiente ante la pérdida de tonicidad de los tejidos, pero la cara interna del muslo y las rodillas son las zonas más afectadas.

Para combatirla, el ejercicio es la solución más natural. Con un buen entrenamiento, además de lograr piernas bien cuidadas y torneadas, favorecemos la buena circulación sanguínea.

Todo nuestro cuerpo se resiente ante la pérdida de tonicidad de los tejidos, pero la cara interna del muslo y las rodillas son las zonas más afectadas

  1. Evita la aparición de várices

Uno de los principales problemas que afectan a las piernas son las várices y la mala circulación.

Poner las piernas en alto favorece la circulación de la sangre y reduce la hinchazón.

El agua caliente puede ser muy relajante, pero ¡ojo! es perjudicial para tus piernas.

Puedes finalizar tu baño aplicando un chorro de agua fría, que vaya desde el tobillo hasta la ingle. Esto ayudará a estimular la circulación.

  1. Cuida tu alimentación

El sobrepeso influye en los trastornos circulatorios, al igual que el sedentarismo y la mala alimentación. Nuestras piernas también son el reflejo de lo que comemos.

La mejor forma de evitar todo tipo de trastornos en las extremidades inferiores, es estabilizarse en un peso correcto.

Ello lo logramos con ejercicio moderado, adoptando unos hábitos adecuados y un estilo de vida saludable.

Incluye en tu dieta diaria alimentos con efecto diurético, ricos en fibra, y mucha proteína y quesos bajos en grasa.

Incluye en tu dieta diaria alimentos con efecto diurético, ricos en fibra, y mucha proteína

Reduce el consumo de alcohol, café y bebidas gaseosas y toma mucha agua, ya que esta ayuda a drenar el organismo.

Evita el consumo excesivo de sal, grasas animales, conservas y alimentos muy picantes, así como las comidas muy especiadas.

6. Masajes

Los masajes son fundamentales para presumir de bonitas piernas.

Puedes aprovechar el momento de la ducha para masajear tus piernas con una manopla o una esponja. Además de exfoliar la piel, favoreces la circulación de la sangre.

También puedes darte el masaje en cualquier otro momento con crema hidratante.

7. Las sentadillas: el ejercicio ideal

Para lograr unas piernas bien cuidadas y torneadas se hace necesario  practicar una rutina de ejercicios.

El más fácil  y básico es el de las sentadillas, que podemos hacerlo en casa y sin aparatos.

Este ejercicio tonifica los músculos de las piernas y no nos llevará más de 15 minutos hacerlo.

Lo podemos combinar con otro tipo de entrenamiento o hacerlo como una rutina aparte.

Las sentadillas fortalecen los músculos de las piernas y, trabajan de forma efectiva toda la parte inferior del cuerpo. Además, ayudan a activar el metabolismo para perder más grasa.

Para lograr unas piernas bien cuidadas y torneadas se hace necesario  practicar una rutina de ejercicios

Para hacerlas primeramente busca un lugar de tu casa cómodo y fresco. Coloca  tu música preferida de fondo y comienza.

Párate con las piernas separadas a la anchura de los hombros y la espalda erguida. Coloca las manos en frente del cuerpo o a los lados de la cabeza. Baja lentamente, como si te fueses a sentar en una silla.

Al bajar los glúteos, asegúrate de que las rodillas no sobrepasen las puntas de los pies. Luego, regresa a la posición inicial. Realiza entre 10 y 15 repeticiones.

Para lucir unas piernas bien cuidadas y torneadas hay que trabajar todo el año.

Poco servirá excederse unas pocas semanas antes de un compromiso por vernos bien.

Nuestra salud será la principal perjudicada y, al final, el temido efecto rebote hará que estemos peor que antes.

Ahora que se acerca el fin de año, fíjate ese objetivo. Ponte en forma con los ejercicios que proponemos y se constante en tu rutina diaria para que logres excelentes resultados.

Hábitos que dañan nuestras piernas

Es importante evitar ciertos hábitos que impiden que logremos tener unas piernas bien cuidadas y contorneadas.

Los tacones que superan los 8 centímetros, sobre todo si los llevamos muchas horas puestos, provocan pesadez e hinchazón.

Los pantalones y prendas muy ajustadas impiden una buena circulación

 

Los pantalones y prendas muy ajustadas impiden una buena circulación y favorecen la aparición de celulitis y  varices.

Debes evitar agua muy caliente, así como las exposiciones prolongadas al sol, el uso de ropa muy ajustada, estar sentada o en pie muchas horas seguidas y la vida sedentaria.

Con estos consejos podrás lucir unas piernas bien cuidadas y saludables.

Comments

comments

Más de Rosanna Ferrandina

Consejos para lucir unas uñas bellas

Lucir unas uñas bellas es fácil y sencillo. Solo debes poner en práctica...
Leer más