Secretos de las asiáticas para tener una piel eternamente joven

piel eternamente joven
Young girl enjoying reading and listening to the music on a sofa

Para nadie es un secreto que las asiáticas son las reinas de la industria cosmética, las cirugías plásticas y los métodos de belleza, entre sencillos y muy extremos, las mujeres orientales logran conservar, a través de la edad, su piel eternamente joven.


Por eso, te contamos algunos de sus secretos para mantener su piel joven, sana e hidratada:

Relacionada: Beneficios del polvo de arroz para el rostro

La mayoría de las coreanas y japonesas tienen un régimen de pasos para limpiar y humectar su piel, y así poder mantener un rostro luminoso, sin embargo; no solo se limitan al cuidado del cutis, también dedican igual de importancia al cuello, manos y el cuerpo en general.

Consejos de belleza según las asiáticas para una piel eternamente joven

– Debes comenzar por remover el maquillaje del día con una toalla huméctante o desmaquillador líquido. La limpieza es fundamental, para eliminar las bacterias y el sebo del día; y debe ser regular, pues es la clave para un rostro libre de impurezas.

– Para esto las coreanas tienen un método en la que usan un limpiador facial con base de aceite (coco, de almendras o el aceite de limpieza) durante tres minutos y luego limpiador espumoso (puede ser jabón o algún gel) durante 2 minutos y enjuagar su cara muy bien con agua tibia al principio y luego fría para cerrar los poros.

– La exfoliación es primordial para lograr una piel luminosa, puesto que con ella remueven las células muertas de la superficie. En Corea del Sur lo hacen cada tres noches, usando, por lo general, una crema exfoliadora de azúcar, poniendo especial cuidado en la zona de los cachetes y nariz.

– Luego de la limpieza hidratan la piel con una crema. Usando las yemas de los dedos para masajear el producto sobre el rostro y cuello y promover la circulación.

Hidratación, limpieza y constancia

-Beber mucho líquido ayuda a añadir un brillo saludable a la piel, por lo tanto las personas en Asía, cada día beben un vaso de agua al levantarse y salpican su cara con agua fría durante unos minutos. La parte más importante de su alimentación son las frutas y verduras y reducen las comidas con sodio para mantener la hidratación en el cuerpo.

– Los ejercicios faciales de estiramiento las ayudan a tener una buena circulación en el rostro, suelen repetir: “Ma, Me, Mi, Mo, Mu” unas 10 veces, para agilizar los músculos de los labios y las mejillas , mientras lo coordinan con la respiración.

– Por último, dormir bien y aplicar cremas antes de acostarte. Los masajes y máscaras asiáticas son muy populares en el mundo, esto gracias a que son métodos ancestrales, ellas colocan hojas en sus rostros mezcladas con ingredientes, estas mascarillas son muy nutritivas y ayudan a reducir la hinchazón. Suelen ser a base de colágeno o hechas del capullo de gusano de seda, que favorecen el blanqueamiento de la piel.

Además de esto, las mascarillas caseras con mezcla de clara de huevo, avena y miel son sus favoritas, puedes hacerlo entre 1 o 3 veces por semana.

Facial de agua mineral carbonatada

Si quieres una piel eternamente joven entonces debes comenzar a practicar este truco de las japonesas y coreanas. Es muy sencillo solo debes mojar o si prefieres introducir tu rostro en agua mineral fresca -después de limpiarla- y dejarla actuar en tu rostro por unos minutos. esto ayuda a purificar y dar firmeza a la piel.

Imagen: archivo Eme

Comments

comments

Más de Yesibel Aladejo