Los beneficios del vapor para el cuidado de la piel

beneficios del vapor

Estimulante, relajante y depurativo; el vapor se ha mantenido como una de las terapias más populares desde hace siglos en todo el mundo. Ya sean tratamientos en aguas termales en spas exclusivos, una visita al sauna del gimnasio o una ducha caliente en casa son muchos los beneficios del vapor que puedes aprovechar. A continuación de contamos por qué es el mejor aliado para cuidar tu piel.


Limpieza profunda

Gracias a la concentración del calor, los poros se dilatan, por lo que es mucho más sencillo eliminar todo tipo de impurezas y puntos negros. Para esto, te recomendamos un jabón o gel neutro y una esponja tipo luffa; así podrás exfoliar toda tu piel. Recuerda que después debes usar una loción humectante.

mean-girls-gif

Sudoración

Aunque no es muy cómodo –ni estético–, el cuerpo humano necesita sudar para regular su temperatura. Y éste es otro de los beneficios del vapor, ya que se produce una activación de las glándulas sudoríficas, contribuyendo a que la epidermis luzca más radiante ¡al salir del baño!

Menos toxinas

En casi todos los centros estéticos es posible elegir faciales o tratamientos que incorporan el vapor. Sin embargo, más allá de lo visible, también tiene un poderoso efecto en la depuración interna del organismo, en especial de toxinas y cierto exceso de minerales que tendemos de acumular en las capas de la piel y células.

Te puede interesar: 5 Tips para seleccionar los tratamientos faciales

Vitalidad

Otro de los beneficios del vapor es el bienestar general. El ambiente cálido y húmedo, favorece la relación de los músculos y la mente. Además, con la activación del flujo sanguíneo, los sistemas del cuerpo se revitalizan. Como resultado tendrás un color más natural en tu piel y te sentirás mejor contigo misma.

Solo un consejo: úsalo con moderación para no saturar y revertir los beneficios del vapor.

Imagen: Archivo Eme

Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya