Guía para cuidar tus codos y rodillas

Soluciones naturales para suavizar los codos y talones

No olvides que estas zonas requieren del mismo o, incluso, un mayor cuidado que la piel de tu rostro 


Relacionada: Cómo quitar manchas en codos y rodillas

Normalmente cuando usamos jeans o camisas de manga larga nuestros codos y rodillas quedan ocultos y tendemos a olvidarlos. Por las pocas glándulas sebáceas de estas zonas, la resequedad y durezas son más evidentes y la piel puede llegar a oscurecerse más rápido que en otras partes del cuerpo.

Lo ideal es incorporar estas áreas afectada a tu rutina de cuidado facial y corporal e incluso, consentirlas un poco más al ser muy propensos a la resequedad. El roce de la ropa también es un factor que no ayuda al bienestar de nuestros codos y rodillas.

Es importante que al momento de hidratar tu cuerpo prestes especial atención a aplicar el producto en tus dos codos y rodillas. Recuerda que la piel debe estar perfectamente seca y hacerlo con movimientos circulares típicos de masajes.

Relacionada: Aceites corporales esenciales para tu piel

La exfoliación es clave para eliminar las células muertas e impurezas acumuladas. Puedes hacerlo con una piedra pómez fina o con un cepillo suave masajeando la piel de talones, rodillas y codos. Luego, utiliza una lima fina para limar la piel en una sola dirección.

Para seguir con el tratamiento especial, aplica aceite de oliva extra virgen en las áreas y déjalo hasta el día siguiente. También puedes untar un poco de aguacate en ellas y dejar que absorban sus nutrientes de cinco a diez minutos y enjuaga con agua tibia.

¡Sigue estos consejos y olvídate de rodillas y codos resecos!

Comments

comments

Escrito por
Más de Francis Peña