Consejos de maquillaje que te harán lucir más hermosa

maquillaje

Las mujeres siempre se preocupan por su imagen y por lucir atractivas. De hecho, la mayoría de ellas no sale de su casa sin maquillaje y sin el cabello arreglado, pues esto es sinónimo de belleza y confianza.


Aunque un rostro sencillo y natural resulta fresco y encantador , existe un tipo de maquillaje para cada ocasión.

Para el día, por ejemplo, siempre se busca naturalidad, por lo que se recomiendan colores suaves y ligeros, además de aquellos maquillajes que te ayudarán a corregir algunas imperfecciones del rostro.

Sin embargo, debes tener mucho cuidado de no excederte con el mismo, pues estás a la luz del día y no querrás que se vea exagerado.

Puedes escoger colores mate o satinados suaves y debes evitar los brillosos e irisados que van más acorde para la noche o algunos eventos.

Para la noche se recomienda un maquillaje más intenso, pues hay menos iluminación. Los colores cálidos y fríos serán tus aliados en ese momento, tomando en cuenta también el tono de tu cabello, tus ojos y tu color de piel, sin dejar a un lado el color de la vestimenta que usarás.

La tonalidad de tus labios y pómulos dependerá igualmente de qué parte del rostro hayas decidido resaltar más.

Lea también: Los mejores tips para cejas hermosas y naturales

Técnicas

Maquillaje baking

Esta técnica es bastante duradera y le proporciona a tu piel un toque natural.

La idea es aplicar polvos traslúcidos sobre el corrector en crema para que se incorpore bien en la piel.

El maquillaje baking busca proporcionar a tu piel un toque más natural

El objetivo de esta técnica es lograr unificar y fijar el polvo y el corrector para un resultado más duradero.

Este tipo de maquillaje es perfecto para aquellas personas que tienen la piel grasa.

Pasos:

  1. Aplica la base en todo tu rostro con una esponja humedecida.
  2. Usa el corrector para las ojeras, pómulos, frente y la parte superior de la nariz. Luego difumínalo con una brocha.
  3. Aplica una capa de polvo traslúcido en las zonas donde colocaste corrector y déjalo allí por unos 10 minutos. Una vez pasado el tiempo, retira el exceso de polvo con una brocha gruesa preferiblemente.
  4. Continúa con las cejas y el relleno para tus ojos.

Maquillaje contouring

Esta técnica consiste en aplicar tonos claros y oscuros para así marcar, estilizar y resaltar las facciones del rostro.

Los tonos claros son utilizados para iluminar y dar volumen al rostro, mientras que los oscuros ayudan a dar profundidad y marcar la cara.

El maquillaje contouring consiste en aplicar tonos claros y oscuros para así marcar, estilizar y resaltar las facciones del rostro

Para aplicar este tipo de maquillaje lo primordial a necesitar es una paleta de correctores.

Pasos:

  1. Aplica base en todo tu rostro con una esponja humedecida y procede con tu maquillaje habitual.
  2. Con una brocha fina, aplica corrector oscuro bajo los pómulos, en la frente (haciendo un arco cerca de la zona donde crece el cabello), en la mandíbula, en la sien y en los bordes de la nariz.
  3. Incorpora el corrector claro en el centro de la frente, encima de los pómulos, en el centro de la nariz, en el arco de las cejas, en la barbilla y encima de los labios, debajo del lagrimal y entre el pómulo y la barbilla.
  4. Aplica el colorete con una brocha marcando las mejillas en dirección a la sien. Toma en cuenta la cantidad de rubor a aplicar, pues en exceso no da un buen aspecto.
  5. Difumina los dos tonos de correctores con movimientos circulares para que se incorporen en la piel.
  6. Por último, aplica polvo traslúcido para sellar el maquillaje.

Maquillaje strobing

El objetivo de esta técnica es lograr una cara luminosa, por lo que el iluminador será clave para llevar a cabo este maquillaje. Con él podrás dar luz a zonas como la frente, los pómulos y el arco de los labios.

El objetivo del maquillaje strobing es lograr una cara luminosa

Pasos:

  1. Aplica la base con una esponja humedecida.
  2. Usa un corrector para las zonas de los ojos, la barbilla y los bordes de la nariz. Difumina con tus dedos para aplicarlo al rostro.
  3. Usa iluminador en el labio superior, entre las cejas, en la frente, encima de los pómulos, en el tabique de la nariz para darle luminosidad a estas zonas.
  4. Continúa con tus cejas, pestañas y ojos.

Cuidado de la piel

Es importante tener en cuenta el uso de cremas hidratantes antes y después de aplicar el maquillaje para el cuidado de la piel.

Lo ideal es comenzar con la limpieza de la cara y el cuello aplicando un gel limpiador o simplemente agua. En el caso del producto, lo recomendado es utilizarlo con movimientos circulares y sutiles. A la hora de enjuagar, se debe asegurar que no queden rastros del gel.

Si hay restos de maquillaje, utiliza un desmaquillante y retíralo con ayuda de un algodón. Usa igualmente movimientos circulares y suaves.

Para seguir con el proceso de limpieza, usa un algodón con leche limpiadora o algún otro producto con esa finalidad para eliminar la suciedad en el rostro y cuello.

Antes y después de aplicar el maquillaje es fundamental una limpieza facial

El segundo paso es tonificar la piel, para ello aplicar un tónico con un algodón te será de gran ayuda. Este producto le da frescura a tu rostro, controla la grasa y termina de eliminar las impurezas.

Por último, debes hidratar las zonas donde colocarás el maquillaje. Es recomendable aplicar una loción o crema en el rostro y cuello para proteger la piel.

Se debe asegurar que la crema sea la adecuada para tu tipo de piel y es una gran ventaja si cuenta también con protección solar.

La hidratación en tu rostro te ayudará a retrasar el proceso de envejecimiento de la piel, así como la aparición de manchas.

Comments

comments

Más de Rosanna Ferrandina

Los 3 mejores cereales para cuidar tu belleza y salud

Además de favorecer tu energía, también son grandes aliados para tu belleza,...
Leer más