Cómo mejorar la apariencia de las estrías

¿Tienes estrías? Tranquila, no eres la única. Eme te dice cuáles son sus causas, cómo prevenirlas y qué hacer para combatirlas


 

Una cicatriz imborrable

Las estrías son manifestaciones de la ruptura de las fibras elásticas de la piel, que se presentan tanto en mujeres como en hombres, tienen distinta apariencia de acuerdo con la etapa en la que se encuentren y son prácticamente imposibles de eliminar. Su aparición no causa dolor, pero sí una leve sensación de ardor o pulsación.

Un dato

El cortisol es la hormona encargada de preparar al organismo para situaciones de estrés y una de la causa de las estrías es la presencia de cortisol por encima de los niveles normales: Aprende a vivir sin estrés y, entre otros beneficios, evitarás las estrías.

Según las causas

Estrías de distensión: son las que se producen cuando hay cambios bruscos de peso.

Estrías de pubertad: aparecen en la etapa en la que se producen las variaciones corporales y hormonales.

Estrías de gravidez: comunes a partir del sexto mes de embarazo.

Estrías atróficas: las padecen los deportistas debido al estiramiento y rotura de las fibras por movimientos forzados e intensos.

Estrías de origen vatrógeno: aparecen cuando la persona está bajo un tratamiento en el que se utilizan corticoides o esteroides.

Estrías de origen endocrino: tiene que ver con el síndrome de Cushing, una enfermedad ocasionada por el incremento de la producción de la hormona cortisol.

Para atenuarlas

Microdermoabrasión. Consiste en la exfoliación de la piel para favorecer su renovación. Se realiza con cristales de aluminio o con puntas de diamante.

Peeling. A través de la utilización de ciertos químicos, se produce la eliminación de células de la piel y se estimula la producción de elastina y colágeno.

Láser. Penetra la piel y, al transmitir calor a las capas profundas, aumenta la elasticidad. La cantidad de sesiones y el costo dependen exclusivamente de el número de estrías y el estado en que se encuentren.

Ni una estría más

Haz abdominales. Para fortalecer la musculatura y que la piel no se vea afectada con los cambios hormonales y de peso.

Aliméntate bien. Aumenta el consumo de proteínas, frutas y verduras para tener una piel más sana.

Elige el sostén adecuado. Ni más grande ni más pequeño, para evitar cambios y maltratos en la delicada piel del busto.

Evita las dietas veloces. Aunque suelen ser una excelente solución cuando hay un compromiso inminente, producen grandes daños al organismo y a la larga, no se mantienen los resultados.

Toma agua. Hidratarse en uno de los principios fundamentales para mantener la piel saludable.

Cuídate del sol. Los rayos ultravioleta acentúan las estrías. Es básico utilizar protector solar todos los días para mantener la piel fuera de cualquier riesgo.

Ejercítate con medida. Realizar deporte favorece la eliminación de toxinas y ayuda a que la piel se mantenga en buen estado, evitando la flacidez. Recuerda que los cambios bruscos pueden traer peores consecuencias.

Masajes. De forma circular y con mucha delicadeza, pellizca tu piel con el dedo pulgar y el índice, para estimular la circulación y el crecimiento celular.

Hidrata la piel. Este es el más importante de los pasos a seguir para luchar contra las estrías.

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme