Una oleada de optimismo

Adriana Ayala es kitesurfista, productora audiovisual y tiene su propia línea de trajes de baño para atletas. Aquí cuenta la evolución de su marca y sus sueños de competir en el mercado de las grandes firmas de ropa deportiva


Quienes la conocen saben que su sola presencia es una inyección de paz y alegría instantánea. Esta comunicadora social que vive entre Venezuela y Brasil tiene el gen del emprendedor exitoso: no sólo sueña con su idea, sino que trabaja hasta convertirla en realidad. Después de haber experimentado en múltiples disciplinas deportivas, fue el kitesurf el que terminó de convertirse en su pasión. Tanto, que incluyó un cambio de vida que incluía una tienda frente a la playa de El Yaque, en Margarita: “El kitesurf fue amor a primera vista. Yo vivía en Brasil, tenía dos meses de vacaciones y me fui quedando una semana, y otra. Comencé a preguntar por los precios de los locales que estaban frente a la playa, monté mi negocio y empecé a trabajar entre Brasil y Venezuela”.

En una de sus prácticas de kitesurf se le ocurrió diseñar un par de trajes de baño para ella. La gente comenzó a preguntarle si los vendía en su tienda y, cuando vio que tenía un nicho incipiente, comenzó producir media docena, luego una docena, dos docenas, hasta que se dio cuenta que se trataba de un emprendimiento serio. Y así nació Drika, la marca de trajes de baño especialmente diseñada para mujeres atletas dedicadas al kitesurf y al windsurf: “Estoy involucrada al 100% en el proceso creativo. Compro la tela, escojo los hilos, las ligas, todo. Se convirtió en una pasión”. La marca no trabaja con colecciones fijas, sino que se renueva constantemente y en cantidades limitadas por diseño y por tela, lo que le asegura a su clientela cierto nivel de exclusividad en las piezas.

Emprender nunca ha sido tarea fácil, pero Ayala ha asumido el reto con el optimismo que la caracteriza: “He podido importar mi materia prima de manera sencilla y espero seguir haciéndolo. He captado mi clientela y logrado una fidelidad. Poder competir con las grandes marcas ha sido muy satisfactorio ”. Pero su pasión no se limita solo al mundo de los negocios. Ayala también fue la impulsora de una iniciativa que dio de qué hablar en playa El Yaque: la de recolección de colillas. Se trataba de invitar a recoger la mayor cantidad de colillas de cigarillos y llevarlas a su tienda. A los niños los premiaba con chucherías y a los adultos con descuentos en algunos de los productos que vendía en el local: “Lo más satisfactorio de esa experiencia es que logré cambiar la percepción de varias personas, muchos de ellos fumadores. Si no van a dejar de fumar, al menos ya saben que no deben lanzar las colillas en la playa. Se despertó la conciencia de los niños y se que ellos no van a lanzar basura donde no deben”.

Estos son los consejos de Adriana Ayala para los nuevos emprendedores:

  • Una vez que tienen su idea deben llevarla a cabo, evaluando los riegos, pero sin tanto miedo. El miedo es paralizador y de eso no queda nada.
  • Es mejor intentar algo y alegrarse por haberlo logrado que quedarse pensando en lo que hubiese pasado.
  • Arriesgar, pero con los pies en la tierra.

Para más información sobre la marca, consultar: www.drikamargarita.com Instagram: @drikamargarita

adriana ayala2

Isbel Delgado es periodista de la revista Todo en Domingo de El Nacional. Le apasionan temas aparentemente disímiles como la música, el emprendimiento, social media, las tendencias y las noticias insólitas. Síguela en Twitter como @Isbeldelgado

 

Comments

comments

Escrito por
Más de Isbel Delgado

Irene Abreu: emprendimiento 2.0

Creadora de Tantras Urbanos
Leer más