Tips para que no te molesten tus zapatos nuevos

Tips para evitar el terrible dolor por los zapatos nuevos

Vamos a sincerarnos: Comprar zapatos siempre es placentero y un pasatiempo efectivo contra todo mal. Sin embargo, el usarlos por primera vez es la peor pesadilla que las mujeres tenemos que soportar a lo largo de nuestras vidas.


Los roces incómodos, las ampollas, los pequeños cortes detrás del talón y el dolor al día siguiente son solo algunas de las molestias más comunes, y por eso a continuación decidimos dejarles una serie de trucos para que disfruten a plenitud de sus zapatos nuevos.

Cómo evitar el dolor en tus pies por tus zapatos nuevos

Tus zapatos nuevos no dañarán más tus pies si aplicas estos tips

Ablandarlos previamente

Al comprar zapatos siempre existe la posibilidad de que nos queden apretados. Lo bueno para estos casos es que existen varios trucos para ablandarlos, como colocar periódico húmedo dentro del zapato y dejarlo así por toda la noche; y también usar doble par de medias o caminar lo más posible por tu casa para que se estire un poco antes de salir con ellos como normalmente lo harías.

Usa plantillas

Cuando utilizamos un par de zapatos que estamos estrenando normalmente se producen heridas diminutas por el constante roce con la piel, lo que origina ampollas. Para evitarlas, usa plantillas dentro del calzado para evitar que este se mueva mientras caminas;  además, te sentirás más cómoda con ellos con cada paso que des.

Evita las rozaduras

Otro de los consejos que evitan molestias al usar zapatos nuevos es untar un poco de vaselina en las zonas que más te rozan, como por ejemplo en los talones, los laterales y las puntas antes de ponértelos. Puedes aplicar un poco antes de ponértelos y esperar que esta mezcla se adhiera a tu piel, y justo antes de calzarte echarte un poco más para reforzar la protección.

¡Sin quemazón!

En ocasiones, los tacones causan una cierta sensación de ardor en la planta del pie, de acuerdo a su diseño o material. Para evitarla, prueba colocar las almohadillas de gel dentro de los zapatos. Sentirás un alivio inmediato.

Dale otro uso a tu antitranspirante

Cuando tus pies sudan se produce una ligera fricción con los zapatos, lo que ocasiona ampollas. Si rocías un poco de antitranspirante en tus zapatos  antes de usarlos evitarás esta situación. También puedes aplicar antitranspirante de barra en la parte trasera de tus talones si tu calzado los maltrata, porque evitará que ellos hagan contacto directo con tu piel.

Hazte fan de las curitas 

Si quieres prevenir heridas causadas por esos últimos zapatos que compraste, un recurso sencillo y a la mano son las curitas. Elige las transparentes para mejor estética y guarda un par en tu kit de primeros auxilios femeninos o en tu monedero.

Por: Mavi Contreras.

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme

4 actividades para activar tu domingo en casa

¡Anímate a convertirlo en un día diferente!
Leer más