Lo que debes saber antes de iniciar un negocio

Abrir un negocio es una decisión difícil de tomar, razón por la cual se deben considerar todos los factores que pueden incidir en el éxito o en el fracaso del mismo. Si quieres ser tu propia jefa pero no sabes cómo hacerlo, en Eme de mujer te dejamos una guía de lo que debes saber antes de iniciar un negocio.


 

Debes tomar en cuenta que las preguntas que te presentamos a continuación son básicas y te servirán para aclarar tu panorama futuro. Sin embargo las mismos pueden variar dependiendo de las especificaciones propias de cada tipo de negocio o a medida que el proyecto avance.

¿Tienes lo necesario?

Ser dueña de un negocio implica muchas cosas, desde la energía que tengas para asumir el proyecto hasta los recursos económicos de los que dispongas para inyectarle a tu idea. Debes preguntarte si ser tu propia jefa es lo tuyo, ya que el hecho de renunciar a la seguridad de un empleo donde recibes un salario fijo mensualmente por empezar a percibir tus propios ingresos los cuales van variar constantemente, puede resultar agobiante para la mayoría de las personas. Debes estar preparado para lo bueno y lo malo que puede implicar ser dueña de tu propio negocio.

¿Qué te impulsa a iniciar tu propio negocio?

Las razones pueden ser muchas: tienes una idea original, quieres ser tu propia jefa o estás desempleada, lo importante es que definas las razones por las que quieres llevar a cabo el proyecta y que tengas claro hacia donde quieres ir con ello.

¿La idea es viable?

Cuando se trata de emprender un negocio ante todo hay que ser muy racional. Claro que es importante trabajar en algo que sea de tu gusto y que te apasione, pero si es una idea muy descabellada por más ganas que le pongas será más difícil que tu negocio se encamine hacia el éxito ¿Quién va a comprar abrigos en Hawaii? Enfócate en encontrar una idea que trate de satisfacer las necesidades de las personas de las que nadie se está encargando. También puedes pensar en un producto innovador que no esté disponible en el sitio donde vives y que cree una necesidad en las personas que no existía. O puedes pensar en mejorar una idea de negocio que ya existe para diferenciarte del resto.

Mujer trabajando

Imagen: naturalhealthandbeauty.net.au

¿Con quienes trabajarás?

Antes de emprender tu negocio, debes decidir como estará conformado tu equipo. El trabajo que vendrá mientras la empresa se consolida será abundante y difícil por lo que es necesario que cuentes con las personas que tengan las capacidades, habilidades y destrezas suficientes para asumirlo. Además es importante que trabajes con personas con las que puedas mantener una buena relación laboral y que sientas que puedes confiar en ellas, ya que esto facilitará mucho el camino que te falta por recorrer.

¿Cual será tu mercado?

Una vez que tengas claro lo que quieres hacer, antes de invertir dinero y tiempo, es importante que realices un estudio de mercado, el cual te indicará quienes y cómo son tus clientes potenciales y así determinar la demanda del producto o servicio que ofrecerás. Mientras más información manejes, más probabilidad tendrás de ser acertada con tus movimientos.

¿Cuánto estás dispuesta a arriesgar?

Montar un negocio no es sencillo y como todo en la vida se debe sembrar para poder cosechar los frutos. Nada sucede por arte de magia. Así que debes estar consiente que en un principio representará un esfuerzo económico significativo y que necesitarás de un tiempo considerable para recuperar esa inversión y empezar a ver las ganancias. Debes tomar en cuenta que durante este tiempo debes tener reservas suficientes para mantener tu negocio y a tu familia mientras este se encamina.

¿Cómo conseguirás el dinero?

Hay muchas maneras para financiar un proyecto, puede ser con tus propios recursos, pidiendo dinero prestado a familiares o amigos, asociándote con alguien con quien asumir el proyecto, solicitar un préstamo a una entidad financiera, entre otras. Lo importante es que definas la opción que más te convenga, es decir, la más segura y rentable para obtener el capital que necesitas, ya que estar tranquila en la parte económica te ahorrará muchos problemas.

 

Fuente: negocios.about.com 

Imagen de apertura: themes.abilityflow.net

Comments

comments