¡Debes aprender a hacer estas cosas intimidantes!

cosas intimidantes

Crecer es difícil, no sólo es sobre la pubertad. En la madurez, durante el auto conocimiento, es probable que termines decepcionando a los demás, a ti misma y quienes más te quieren. La vida es así; es parte de ser un adulto.


Aprender a ser auto suficiente es una lección importante para el éxito en la vida. Sentir confianza en tus habilidades y conocer verdaderamente quién eres como individuo, puede ser benéfico, especialmente antes de tener una relación seria y tener hijos.

Y ser un adulto totalmente capaz también conlleva a hacer cosas intimidantes. Cosas que seguramente no disfrutarás, pero que, TIENES que hacer en algún momento de tu vida.

  • Negociar

Ya sea que estés buscando un aumento en tu puesto actual, o estés empezando uno, es importante conocer lo que vales. Si lo finges por suficiente tiempo, todos empezarán a creerlo… ¡incluso tú! Nadie nos enseña a vendernos, pero hay que aprender a hacerlo.

  • Rechazar una invitación

Desde una cita con alguien que no te gusta, hasta un evento familiar al que sencillamente no puedes ir. Eventualmente tienes que aprender a lidiar con la culpa, de otra forma ésta podría controlarte a ti.

  • Irte de un lugar que no te gusta

Las mujeres adultas le dan gran prioridad a su tiempo. Si no estás disfrutando algo, seguro podrías encontrar un lugar más divertido y cómodo. Incluso cuando esto te orille a irte temprano de una fiesta, habrá que aprender a lidiar con ello.

cosas intimidantes

  • Pedir lo que quieres en la cama

Muchas hemos tolerado varias sesiones de mal sexo porque dar retroalimentación puede llegar a ser muy complicado. Pero si vas a aprender a quererte y buscar tu placer, es hora de que alces la voz. Y, aunque no lo creas, pedir lo que quieres será es importante por el resto de tu vida.

  • Estar en desacuerdo respetuosamente

Respetar la opinión de alguien más sin estar de acuerdo con lo que dice es una ciencia y un arte. Tienes que escuchar lo que la otra persona dice, mientras honras tu palabra. Pero el premio es grande: podrás crear una conexión con esas personas sin perderte a ti misma.

  • Darte halagos

Como se supone que debemos ser nobles y humildes, a veces se siente mal que nosotras mismas nos sintamos como unas reinas. Pero si no tienes altas expectativas de ti, se te escaparán muchas oportunidades.

  • Hacer cosas para las que no estabas preparada

La única forma de expandir tus conocimientos es haciendo cosas que creías que no podías hacer. Sólo así podrás descubrirte a tu misma nuevamente y aprender cada vez más.

 

 

Imágenes: Archivo Eme

 

Comments

comments