Cómo enfrentar el día cuando amaneces con el pie izquierdo

amaneces con el pie izquierdo novia de tu ex choque cultural

Te levantas y estás más cansada de  lo normal, el almuerzo que llevarás al trabajo no te convence, olvidas el café en la mesa, pierdes el autobús y comienzas a sentir que tu día no arranco tan bien como esperaba. Suena un algo caótico pero a veces pasa que amaneces con el pie izquierdo


Sin embargo, aunque parezca que murphy quiere hacer de las suyas durante todo el día debemos detener la frustración y la negatividad que esto nos puede producir; puede ser que solo esté en la mente o que realmente hay días en que la suerte no está de nuestro lado, lo importante es que sepas que así te hayas levantado con el pie izquierdo, para caminar usas los dos y el día apenas comienza.

Cómo enfrentar el día cuando amaneces con el pie izquierdo

1.Todo te está yendo mal o al menos no como querías, pero no tiene porque seguir así, en lugar de lamentar respira hondo libera la tensión. Piensa en tres cosas por las que estés agradecida en ese momento, deja que esa sensación de agradecimiento invada tu cuerpo.

2. Ríe. Si algo te sale mal y lo tomas con mal humor pues solo empeorará, no queremos decir que no te moleste, eres humana y quizá tu primera reacción será de irritación; pero vamos ¡ánimo!. Comienza a pensar en alternativas, los momentos de estrés a veces tienes su beneficio.

3. Conversa con alguien positivo, llama a tu pareja, mejor amiga o mamá y dile: “amanecí con el pie izquierdo”, que sepas que es alguien que te escuchará, animará y activará tu buen humor.

4. Come algo rico, cuando estamos en ese estado de “todo me está saliendo mal hoy” lo mejor es darse un gustito, quizá una galleta, o un chocolate pueda hacer maravillas.

5. Tranquilízate, no es para siempre la vida es incierta quizá lo que parece un desastre termine siendo un mensaje valioso o una gran experiencia, así que que no desesperes.

consejos para reducir el estrés

Al terminar el día verás que no fue tan malo, date un baño, medita sobre lo que te haya pasado, agradece y descansa.

Imagen: archivo Eme

Comments

comments

Más de Yesibel Aladejo