Zapata 666 se pone los guantes de boxeo en Hasta que la muerte nos separe

En 2010, Rubén Zapata, mejor conocido como Zapata 666 irrumpió en la escena del cine venezolano al interpretar a La parca en la exitosa película venezolana la hora cero. Ahora, este actor busca sorprender al público interpretando a un boxeador en Hasta que la muerte nos separe.


De La parca a Otto

Interpretas a un boxeador en Hasta que la muerte nos separe ¿Cómo te preparaste para asumir el reto?

Yo experiencia en el deporte no tenía ninguna, yo creo que lo único que tenía a favor era que yo era muy peleón cuando chico y me la pasaba entrompándome en la calle, y eso de alguna manera un boxeador lo tiene que poseer. La valentía, el empuje, la rabia, si el boxeador no tiene hambre, imagínate. Tuve que aprender las técnicas, aprender la resistencia que tiene un boxeador. Trabajé en eso como ocho meses consecutivos con Rubén Sequera, Cermeño y Fulgencio Obelmejías para poder tener la agilidad que tiene un boxeador.

¿Te gustó boxear?

Hubo un momento de la película en que yo quería atreverme a boxear de verdad. Me llegaron a decir cosas que me confundieron como: “Tienes oportunidad boxeando y tienes el reconocimiento de la gente, podemos hacer que te conviertas en un boxeador después de la película”.

Yo no aprendí a boxear para hacer una película, yo estaba aprendiendo a boxear para convertirme en un campeón. Lo más importante es que no tengo miedo que me vayan a partir. Yo sentí en un momento que no veía la película, no veía la cámaras, sino que lo sentí como si estuviera pasando realmente y fue emocionante.

Yo me atreví a hacer peleas sin que el director se enterara, mientras grababa la película. Fui a un gimnasio y me llegaron a poner el ojo morado y yo iba pa’ lante. Quería que la gente no me viera como un payaso, quería que la gente me viera como un boxeador.

¿Cómo es Otto?

Yo creo que la gente se va a tripear a Otto. Sé que vengo de hacer un personaje que a la gente le gustó y que la gente a veces por bien o por mal no olvida. Entonces me van a recordar por ese personaje, pero después de 5 minutos de la película van a disfrutar a Otto. Otto tiene cosas muy de el, que no se ven en cualquier boxeador en la calle. Tiene cosas que le agregué de mi personalidad como por ejemplo que Otto es un gran bailarín. La gente se va a tripear la forma en que yo lo asumí, claro con cosas que ya yo sabía y que yo pensé que podían funcionar.

Esta es una historia de boxeo, pero también es una historia de amor ¿Cómo fue la relación con tu coprotagonista Alexandra Braun?

Alexandra Braun es una mujer muy atractiva, sería muy fácil enamorarte de ella. Yo dejé que el personaje tomara su propia vida. Te vas a dar cuenta que Otto está enamorado de ella y es así, cuando estás viendo la verdad no se puede ocultar. Yo lo supe manejar bien, en escena éramos Otto y Diana y era fácil. Además que Alexandra es una chica bien dada y colaboró con el trabajo, lo tomamos con bastante respeto también.

 

Comments

comments