Actrices que transformaron su cuerpo para una película

Actrices que transformaron su cuerpo para una película

Son muchas las actrices que transformaron su cuerpo para interpretar un personaje. Su arduo trabajo se puede ver en las cintas que te mostramos a continuación.


En el cine cada vez es más normal ver a celebridades seguir un riguroso entrenamiento y una estricta dieta para encarnar un papel. Estas talentosas actrices requieren ciertas habilidades .y mucha musculatura- para cumplir con las metas que demanda sus roles.

Te puede interesar: Personajes aterradores interpretados por actores atractivos

Te presentamos las famosas que cambiaron su cuerpo para impresionar al público con sus increíbles actuaciones.

Actrices que transformaron su cuerpo para un personaje

Gal Gadot

Gal Gadot

La Mujer Maravilla se convirtió en todo un éxito en el cine, rompiendo récord de audiencia.  Pero para meterse en la piel de este icónico personaje, Gadot tuvo que entrenar muchísimo. La israelí le costó mucho trabajo conseguir la musculatura de las amazonas, ya que nunca entrenada con pesas.

La actriz se ejercitó durante 9 meses para prepararse correctamente para el papel, ganando 8 kilos en puro músculo. “Me siento mucho mejor ahora. Cuando te sientes fuerte, lo cambia todo: tu postura y tu forma de caminar. Cuando veo fotos mías de hace 5 años pienso, ‘Whoa, estaba demasiado flaca'”, reveló Gal.

Scarlett Johansson

Scarlett Johansson

Tanto para interpretar a  Black Widow y un cyborg asesino en Ghost in the Shell, la actriz tuvo que mantenerse en buena condición física durante varios años. Johansson aseguró que su entrenamiento requería de “mucha repetición y ejercicios tácticos que nunca había hecho”.  No solo seguía una estricta rutina de levantamiento de pesas y dieta, sino que llegó a aprender a utilizar objetos letales.

Alison Brie

Alison Brie

Brie llevaba interpretando papeles como la ama de casa perfecta en Mad Men, sin embargo, le llegó un rol por el cual tuvo que cambiar su vida por completo. Consiguió el papel protagónico de GLOW de Netflix, por lo que tenía que entrenar día y noche para ponerse en forma, tal y como lo requería el personaje.

Para lograr su notable musculatura, realizó entrenamientos intensos arrojando objetos pesados o cargar a su entrenador en la espalda. Jason Walsh, su entrenador personal, aseguró que quería que la actriz se viera como alguien que podría dar un golpe y recibirlo. “Alison saltaba de las cuerdas y aterrizaba en las personas y volteaba. Quería que fuera resistente para que no corriera el riesgo de lesionarse”, aseguró.

Hilary Swank

Hilary Swank

Son muy pocas las actrices que se atrevieron a entrenar como lo hizo Swank para la película Million Dollar Baby, donde interpretó a una boxeadora. Para empezar un grupo de especialistas estudiaron su rutina diaria y se la cambiaron por completo, tuvo que seguir una rigurosa rutina de entrenamiento, comidas y hasta sus horas para dormir.

“Mi entrenamiento fue de dos horas y media de boxeo y aproximadamente de una hora y media a dos horas levantando pesas todos los días, seis días a la semana”, dijo la actriz. “Los productores me pidieron que ganara 5 kilos de músculo. Aumenté 9 kilos de músculo. Empecé en 50 y pasé a 58 kilogramos. Y para hacer eso, tenía que comer 210 gramos de proteína por día. solo puedo asimilar tanta proteína, así que tuve que comer cada hora y media”, explicó. La actriz aseguró que debía beber 10 claras de huevo diariamente, además de dormir 9 horas en la noche y a primera hora debía tomar un batido lleno de proteínas.

Demi Moore

Demi Moore

Para interpretar su papel en la cinta G.I. Jane de 1997, la actriz consiguió una condición física tan buena que podía hacer flexiones con un solo brazo. Para conseguirlo entrenó con un Navy SEAL real, ya que quería hacer todas las escenas sin recurrir a dobles.

“Pude haber entrado y haber pedido que la especialista hiciera la carrera de obstáculos, pero sentí que me habría marchado sin haber tenido la oportunidad de experimentar, de primera mano, lo que estas personas realmente atraviesan en el entrenamiento; motivo para hacer esta película en primer lugar”, explicó.

Natalie Portman

Natalie Portman

A diferencia de otras actrices, Portman no tuvo que ganar peso para conseguir musculatura en cambio debía perder kilos para lograr un cuerpo delgado como el de las bailarinas de ballet. En su papel de Black Swan, la actriz siguió un riguroso entrenamiento de 5 horas de baile diario al principio, luego se extenderían a 16 horas. También debía seguir una dieta, para quemar 9 kilos. “Hubo algunas noches en las que pensé que literalmente iba a morir”, aseguró.

Alicia Vikander

Actrices que transformaron su cuerpo

La actriz encarnará uno de los personajes más míticos de los videojuegos, Lara Croft. Así que para estar en buenas condiciones para la cinta Tomb Raider, tenía que ganar mucha masa muscular y tonificar su figura por completo. Su entrenador personal, Magnus Lygdback, explicó que Vikander entrenaba siete veces por semana. En esas horas tenía sesiones de artes marciales mixtas, tiro al arco y escalada en roca. Además tenías que comer cada tres horas para eliminar por completo el azúcar y los carbohidratos de su organismo.

Imagen: Archivo Eme

Comments

comments