Los secretos para hacer las mejores tajadas

plato de tajadas
Freshly fried sweet plantains served on a white plate. Green plantains will ripen in a few days. When the plantain changes color from green to yellow and it becomes softer to the touch with a few speckles, is time to peel, slice and fry the sweet plantain. It is usually served with meals.

Uno de los alimentos más versátiles para cocinar es, sin duda, el plátano; y eso sin contar sus beneficios nutricionales como: su alta concentración de fibra, aminoácidos, vitaminas y minerales como calcio, potasio, hierro, entre otros. Además, se trata de un ingrediente casi omnipresente en la dieta venezolana, y hoy te contamos los secretos para hacer las mejores tajadas.


VER MÁS: Tostadas de aguacate ¡en 10 minutos!

Al horno, machacado en forma de puré, en torticas, rebanado en tostones… Las formas de preparar este fruto caribeño son varias; pero pocas tan apetitosas como las tradicionales tajadas. ¿Quieres volverte una experta? Pues continúa leyendo.

Tajadas: cómo hacerlas a la perfección

Materia prima

Lo primero es saber elegir los plátanos. Para que sean de un color amarillo dorado y se deshagan en la boca, selecciónalos maduros, justo cuando la concha está ya un poco ennegrecida. Otro consejo es que evites los “morochos”, pues es mejor trabajar con los frutos uno a uno.

Transversal

Luego de haberlos lavado muy bien y pelado es hora de cortarlos. Toma un cuchillo afilado y haz cortes transversales, no en forma de rodajas. Otra forma es el corte alargado, pero para que no tengas problemas, mejor pica primero el plátano en dos mitades.También cuida que no sean ni muy delgados ni muy gruesas, pues se quemarán o quedaran crudas al cocinarlas.

Si quieres ser una experta en la cocina evita estos errores

A la sartén

Otro de los trucos al preparar tajadas es lograr una cocción perfecta. Para esto vierte unas cucharadas de aceite o manteca vegetal y coloca a fuego medio-alto. Cuando esté caliente –sin humear– echa los plátanos y, después de un par de minutos, dales la vuelta con una espátula. Sabrás que están listo por su exquisito aroma y porque les saldrá un borde caramelizado.

Servicio

Recuerda dejar que drenen el exceso de grasa por un minuto en una capa de papel absorbente. En este punto puedes rociarlas con un almíbar ligero –a base de agua y azúcar– si no están muy dulces; o acompañarlas con unas lonjas de queso blanco fresco.

La carne roja, pollo, pescado y hasta un tazón de sopa o bol de ensalada admiten unas cuantas tajadas para consentir el paladar ¿No crees?

Imagen: Archivo 

1
like
6
love
0
haha
0
wow
0
sad
1
angry
Comments

comments

Más de María Gabriela Cartaya