Trucos para cocinar el perfecto plato de pasta

¿Tienes toda una vida escurriendo mal la pasta? creemos que sí...

La pasta tiene su ciencia. Desde la masa hecha con harina, sal y huevos, hasta las distintas formas en que se corta para almacenarla y luego cocinarla. Aunque seguro has desarrollado tu propia técnica, hoy te sugerimos estos sencillos trucos para preparar un plato perfecto para el almuerzo o cena:


Relacionada: Tres salsas de pasta fáciles para los días en que no quieres cocinar

1. Cantidad. Estés cocinando para ti o para la familia entera, es útil calcular la cantidad de pasta, así evitarás que sobre o que falte. Lo estándar son dos puñados por persona –si es tipo corta– y uno si es larga –como los spaguetti o fetuccini–.

2. Agua y sal. Lo más importante es que la olla donde vayas a cocinar la pasta sea grande y profunda. Llénala de agua hasta ¾ de capacidad y solo cuando esté hirviendo añade la sal. Recuerda que es el único momento de darle sabor a la pasta así que añade un “extra”. Dos cucharaditas por persona bastarán.

3. Tiempo. El momento clave. Si las dejas mucho se pasará y si, por el contrario, lo acortas no la podrás masticar. Una guía son los minutos de cocción especificados en los empaques, pero estos pueden variar si la pasta es fresca o rellena. El reloj empieza a correr al echarla en olla. ¿Cómo saber si está lista? Saca algunas y pruébalas. Si está al dente –suave con un punto semi duro– la puedes colar.

4. Que no se pegue. No es recomendable dejar que la pasta se enfríe porque se vuelve gomosa y difícil de manejar. Aprovecha cuando está caliente para mezclarla con la salsa y dividir las raciones.

5. Toques finales. Una vez en la mesa, incorpora el queso rallándolo directamente en cada plato. Las opciones clásicas son el parmesano o el pecorino, es decir, los curados por su sabor intenso y cualidad ahumada que enriquecen el plato de pasta. Si quieres darle una infusión de aromas, utiliza algunas hojas de albahaca o perejil finamente picado.

  • Recuerda:
  • No es necesario agregar aceite al agua de la pasta. Si se llega a pegar, es mejor emplear agua caliente.
  • Remover continuamente la pasta es otro de los secretos de los chefs.

Relacionada: Todo sobre el queso parmesano

Imagen: iStock

 

1
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry
Comments

comments