Los secretos de un buen soufflé

Postre de soufflé

El soufflé es un plato ligero que se elabora al horno y que incluye una buena salsa bechamel sin grumos y las claras de huevo. Puede ser el plato principal en la mesa o servirse como postre


Relacionada: Salsa Bechamel, la base ideal

Los secretos de un buen soufflé van desde su preparación hasta cómo es servido. Toma nota para que prepares un delicioso plato.

Elaborar una buena base. Puede ser con salsa bechamel, un puré o una crema de chocolate. El secreto es que no tenga grumos, hacerla de buena consistencia, pero muy agradable al paladar.

Las claras. Deben ser batidas muy bien, hasta el punto de nieve. No deben quedar líquidas ni pasarse del punto.

Cocción. Hornear de manera correcta, sin abrir jamás el horno mientras el soufflé esté subiendo.

Una de las características más importantes del soufflé es que no espera por nadie, al estar listo se debe servir de inmediato, porque tiende a bajarse en pocos minutos. Recuerda que es un plato al que se le incorpora mucho aire en la elaboración. Se dice que son los comensales los que esperan impacientes el soufflé, nunca al contrario.

Uno de los soufflés más llamativos por el volumen y la presentación que alcanza es el de queso, pero existen variaciones de espinaca, coliflor, brócoli, pescado, maíz. A casi todas las combinaciones le queda bien el queso gruyere y a los de vegetales el incorporarle una buena salsa de tomate será el complemento perfecto.

Si optas por combinarlo con vino lo ideal en vino tinto es el Merlot y si eeres amante del vino blanco la opción es un Chrdonnay.

Relacionada: Coliflor y brócoli al gratén

Algunos consejos

En realidad es un plato bastante sencillo, sólo necesitas cogerle el punto a las claras, y el resultado es espectacular. algunos trucos son:

• Saca los huevos de la nevera unas horas antes de utilizarlos. A temperatura ambiente te resultará más fácil subir las claras.
• Añade un pellizco de sal en el momento de batirlas, te quedarán más firmes.
• Si quieres preparar un soufflé de verduras y estas son muy acuosas lo mejor es mezclarlas con bechamel y así evitarás el exceso de líquido.
• Impregna bien las paredes del molde con mantequilla para que el soufflé pueda deslizarse y subir sin dificultad.
• Para que quede esa capa superior tostadita e irresistible, añade por encima un poco de pan rallado para soufflés salados o azúcar para los dulces.
• Cuando el plato esté listo, apaga el horno y déjalo reposar en su interior (sin abrir) tres minutos.

Imagen: greatbritishchefs.com

 

Comments

comments