Conversaciones sexuales que debes tener con tu pareja

Suponemos que te gusta tener relaciones sexuales con tu pareja, y aún así es muy importante que tengan este tipo de conversaciones para no solamente seguir manteniendo una relación saludable, sino también para evitar problemas sexuales más adelante


Relacionada: Tipos de conversaciones que debes tener con tu pareja

De acuerdo a varios estudios, discutir este tipo de temas en pareja, hace que las parejas se estabilicen y estén más satisfechas consigo mismas.

Límites: Es importante que discutan sus límites. Experimentar y darle vuelta a la rutina es importante, pero si uno de los dos no está dispuesto a intentar algo diferente, su primera vez podría terminar siendo traumática.

Protección: No importa qué tantas parejas sexuales han tenido, nunca estará de más cuidarse y acudir al médico una vez al año (mínimo). De igual manera, ¿qué método anticonceptivo usarán? Ambos tienen que estar de acuerdo, después de todo es una relación dedos, y en esta decisión podría basarse su futuro.

Exclusividad: Nunca asumas que, sólo porque es tu pareja, se acostará solamente contigo. Sí, hay un compromiso verbal y un acuerdo entre ambos, pero aseguren primero el lugar de cada quien en la relación.

Tiempo: Es importante saber en qué momentos nunca estarán de buen humor para un encuentro pasional. Usualmente no se anticipa, pero mínimo deberían tener una idea de lo que les gusta y lo que no.

Retroalimentación: ¿Constructiva o nada de retroalimentación? Obviamente no le puedes decir de frente que es malísimo en la cama, pero sí deberían tener una forma de comunicación amigable para poder transmitir qué quieren en la cama y qué deberían de cambiar.

Problema físico: Una mujer nunca tendrá muchos problemas con su sexualidad, pero el miembro masculino si les fallará a los hombres después de varios años. ¿Cómo lidiarán con esto? Esta charla ya es más seria y conlleva un buen plan a futuro, pero eso no quiere decir que deje de ser importante.

Altibajos: ¿Y si empiezan con problemas sexuales? Ambos deben estar al tanto de lo que está pasando en sus vidas, de otra forma podrían malinterpretar su falta de deseo sexual. ¿Hablarán con un experto?, ¿lo intentarán resolver por su cuenta? Encontrar una solución es lo más importante.

Planificación: Esto no es nada romántico, pero a veces será indispensable poner horarios. Llegará ese momento donde ambos estarán ocupados y no tendrán ni las ganas (ni el tiempo) para dedicarse a la intimidad. Una vez teniendo esta conversación, ambos se sentirán más seguros de lo que tienen y verán que están haciendo un gran esfuerzo por conservarlo.

Por: Andrea Bouchot

Relacionada: Ser amiga de tu pareja

Imagen: Archivo Eme

 

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme