Trucos para ablandar los zapatos de cuero

Para muchas no existe nada mejor que comprar un nuevo par de zapatos, pero este sueño se vuelve una pesadilla cuando se los prueba por primera vez y los pies comienzan a sufrir las consecuencias


Pero esto no se debe a que te queden pequeños, sino a la dureza del cuero llega a ocasionar raspones y lesiones en los pies, lo que es muy doloroso al caminar.

Para que esto no te ocurra te presentamos varios trucos caseros para ablandar los zapatos de cuero, de esta forma no te lastimarán y los podrás usar sin ningún temor.

Secador de cabello

Ponte un par de medias gruesas y colócate los zapatos de cuero, luego pasa por todo el calzado el secador de cabello en temperatura alta. Déjate puesto el zapato hasta que se enfríe completamente, esto permitirá que el material se caliente y se ablande.

Hielo

Toma una bolsa con cierre y llénala con agua. Remueve todo el aire mientras la cierras. Coloca la bolsa dentro del zapato y llévala al frigorífico hasta que se congele. Luego debes sacarlo y dejar que la bolsa se derrita naturalmente, esto hace que el cuero se estire por dentro sin dañarlo.

Crema hidratante

Unta todo el zapato con crema humectante y no los limpies. La loción penetrará en el material permitiendo que aumente su flexibilidad.

Alcohol

Toma una botella con rociador y llénala con una combinación de agua con alcohol. Rocía el líquido en la parte de afuera y deja secar.

Trucos para ablandar los zapatos de cuero

Periódico

Con el papel de periódico haz una bola e introdúcela dentro del zapato, procura llegar a la punta. Llévalo al congelador durante un par de horas. Este tipo de papel permite ampliar el material, además el frío ablandará la textura.

Profesionales

Otra manera para ajustar tus zapatos es acudir a un profesional y te diga cuál es tu mejor opción. Probablemente te recomiende usar diferentes hormas durante un par de días para que se estire el material.

Aceite

Aplica una capa de aceite por todo el zapato, deja secar para que absorba completamente estos no deben quedar grasosos. Una vez que ya estén secos puedes aplicar otra capa si deseas que sean más suaves. El aceite de coco, el de visón, el de pie de buey o la grasa para las sillas de montar son perfectos para aplicar en los zapatos, sin embargo, es preferible preguntar a un profesional cuál es el que deberías usar ya que pueden dañar el material.

Vaselina y alcohol isopropílico

Humedece un algodón con el alcohol y empieza a pasarlo por toda la superficie del zapato. Deja que se seque. Una vez seco coloca una fina capa de vaselina sobre el cuero y deja reposar toda la noche. Al día siguiente límpialos con un paño seco hasta eliminar toda la vaselina, podrás notar que la textura está más suave, de no ser así puedes repetir el procedimiento.

Camina

Esta forma es la más conocida y utilizada si temes utilizar algunos de estos trucos caseros. Solo debes colocarte una media gruesa y usar los zapatos dentro de la casa. Esto permitirá que sean más flexibles, pero debes tener paciencia porque en un solo día no se ablandarán.

Por Yessica MArdelli

8
like
3
love
1
haha
4
wow
0
sad
2
angry
Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme