Quantcast
5 pasos para hacer un difusor de aromas casero - Emedemujer VE

Soluciones

5 pasos para hacer un difusor de aromas casero

Por  | 

Existen decenas de fragancias con el potencial de evocar recuerdos agradables; otras que ayudan a la relajación, y varias que simplemente nos encantan. Si eres de las que está buscando un complemento a la decoración para crear una atmósfera agradable, hoy te traemos la opción de hacer un difusor de aromas casero.


Si bien los arreglos florales o el tradicional popurrí –hecho con flores y ramas de especias secas– son los favoritos de muchos, estos tienden a no durar tanto como lo esperamos. Así que ¡manos a la obra!

Ver más: Cómo botar el aceite de cocina ya usado

¿Qué necesitas?

  • Frascos de vidrio o cerámica. Lo más importante es que el cuello de las botellitas sea estrecho.
  • Esencias: pueden ser cítricos, un concentrado de eucalipto o la ultra femenina lavanda.
  • 4-6 Palillos de bambú (estos los puedes comprar en un vivero)
  • Acetona o alcohol
  • Aceite de almendras

difusor1

Instrucciones para hacer un difusor de aromas casero

  1. Después de comprobar que los frascos no tienes ranuras que puedan dañar el ambientador, es tiempo de decorarlos. Para ello puedes usar washi tape, marcadores indelebles, retazos de tela, flores artificiales y cordoncillo para algo más Vintage.
  2. Mezcla. Luego tendrás que combinar el perfume en un recipiente diferente. La fórmula básica es 70% aceite de almendras y 30% esencia; aunque si empleas alcohol, solo tendrás que medir 1/4 de taza y 12 gotas de la esencia concentrada. Para que perdure más, puedes agregar 1 cucharadita de vodka.
  3. Trasvasa la solución con la ayuda de un embudo, colador o pipeta. Recuerda, mientras más estrecho sea la botella, más tardará el contenido en evaporarse.
  4. Introduce los palillos de bambú en el difusor de aromas y deja que se saturen. En seguida voltéalos y, para terminar, átalos con un mecatillo.
  5. Por último, ubícalos en los lugares más convenientes. Por ejemplo, sobre mesas auxiliares, repisas centrales en la sala o en el baño; en el tocador o en el hall de entrada. Solo tendrás que rotar los palillos una vez a la semana.

¡Experimenta y dale a tu hogar un toque original que todos sentirán!

Imagen: Pinterest 

3
like
1
love
1
haha
0
wow
0
sad
0
angry

Comments

comments

María Gabriela Cartaya

Comunicadora social. Polifacética. Cinéfila, lectora y melómana empedernida. El diseño interior, la arquitectura y el arte son de mis temas favoritos para escribir.

Open