Votos matrimoniales: consejos para escribirlos

Los votos matrimoniales son la promesa que le haces a tu pareja de amarlo y respetarlo hasta que la muerte los separe. Y aunque es muy común que quien los case les haga repetirlos, se ha vuelto tendencia escribirlos por nuestra cuenta para decir lo que realmente queremos expresarle a esa persona con la que compartiremos el resto de nuestros días


Del compromiso a la boda ¿cuánto tiempo debe transcurrir?

Si te gustan las bodas personalizadas y quieres que todo en tu gran día refleje tu esencia, no dudes en escribir tus propios votos matrimoniales. Claro que es más sencillo decirlo que hacerlo. Pero no te preocupes, a continuación te dejamos algunos tips para que tengas éxito en esta tarea:

  • No te desesperes. Si has estado 10 días frente al papel en blanco y aún no se te ocurre nada, no hay problema. La inspiración llegará de un momento a otro. Probablemente, cuando menos te lo esperes.
  • Sé breve. No tiene que ser un discurso de cuatro horas. Los votos matrimoniales más emotivos siempre son aquellos que son cortos, concisos y de corazón. Así que no intentes hacer que dure más.
  • No te vayas por las ramas. Tus votos matrimoniales deben ser precisos y directos. Recuerda que no durarás 10 minutos diciéndolos.
  • Usa un lenguaje sencillo. No estarás en tu boda tratando de impresionar a nadie, ¿verdad? Puede hacer un simple discurso sin tornarlo banal y mucho menos engorroso. Inténtalo.
  • Hazlo personal. Y evita caer en el “prometo serte fiel, amarte y respetarte”. Dile por qué lo amas, menciona alguna anécdota de entre los recuerdos que comparten y hazle las promesas que nunca romperás. Puedes agregar algo de humor y no ser tan rosa.
  • Practica, practica mucho. Esperemos que no te vaya a ganar la emoción y se te vayan a olvidar tus votos matrimoniales. Por eso te recomendamos aprendértelos de memoria. Aunque también puedes llevarlos escritos en algún papel para estar más segura.

Imagen: iStock

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry
Comments

comments

Más de Génesis Amaris

¿No te llevas bien con la familia de tu novio?

Sonrisas hipócritas, silencios incómodos, comentarios fuera de lugar, miradas llenas de prejuicios…...
Leer más